NO ESTOY SOLO,estoy conmigo…

 

Nadie debería estar solo. Todos deberíamos estar en contacto con el propio mundo interior. En tanto y en cuanto seamos fieles y sinceros con nosotros mismos, más fácil sería encontrar las soluciones a todo. Eliminado el miedo a la soledad. La tristeza de los imposibles. La renuncia a la verdad. El no descubrimiento del ser interior que todos portamos y con el que no nos comunicamos de hecho…Empezar por amarnos para poder amar…

 

A partir de que alguien vive en comunión con otra persona, tal vez le sería más difícil lograr armonía consigo mismo, ya que las decisiones se verían sujetas a la convivencia y a los consensos para lograr una relación exitosa.

Aún así, cada ser es él mismo, único e irrepetible y sólo se vería influenciado por sus acciones adversas cuando las hay, o bien por la sujeción que produce no saber renunciar a los sueños para seguir luchando por otros, o aquellas rutas que se toman para facilitar el camino y que priman, no siempre para mejor, en las decisiones irreconciliables…

Producen desequilibrio emocional y hay que aprender a manejar.

Si al menos se pudiese lograr equilibrio, el trabajo propio estaría garantizado, al menos

para algunas tuercas de ajuste que no serían difíciles de atornillar.

 

Continuamente nos preguntamos por dónde seguir. El camino se presenta a veces sinuoso o  bifurcado.

 

¿Quién se conoce lo suficiente como para evaluar hasta dónde es capaz de resistir los embates y cambios sin sentir frustración, angustia, inseguridad, etc?

 

Nadie está exento de  estas sensaciones humanas. Estamos acostumbrados a luchar por lo que queremos y no siempre lo que anhelamos es bueno para cada uno. Es decir, a veces lo que creemos bueno, sólo es una mueca del devenir de los tiempos.

 

Es increíble hasta qué punto la duda, el miedo,la inseguridad y la falta de autoestima ensombrecen las mejores intenciones.

Mentir y mentirse es la combinación de error más error más error y así indefinidamente, y la persona gasta todas sus energías en disimular constantemente que los detalles de su inestabilidad se hagan visibles.

Esta realidad es indiscutible y toma grandes dimensiones en lo inmediato e increíbles equivocaciones.

Las acciones que se generen traerían consigo la inercia que afectaría lo mejor de cada uno; no tiene caso y la persona se vería afectada, sensiblemente afectada.

 

Quizá somos como un bonito y caro paño para coser un bello traje, cuyas costuras deberían estar muy bien unidas y hacer del mismo, sobre el cuerpo, una perfecta figura.

 

El tema que ese paño no debería sufrir el remiendo de rehacer sus costuras, eso lo haría imperfecto. Sin embargo ligar sin remendar no dejaría secuelas… Al igual que no debería ajarse ni mancharse.

 

En lo óptimo sería tan así como un atavío precioso, aunque la vida hace que lo exitoso sea producto del hacer diario de cada uno.

Se nos entrega un bello traje, pero cada uno, se entiende, haría de él su obra maestra.

 

Nunca deberíamos estar solos y de hecho no lo estamos, pero a veces no lo sabemos.

No sabemos o no podemos rodearnos de la sabia protectora y potencialmente activa del árbol de la sabiduría, para que nos facilite la marcha del transitar cotidiano.

Nos aferramos a un poste del camino y creemos que es lo único que nos salvaría de caer.

Y no, a poco de andar nos damos cuenta que podemos hacerlo solos y elegir

el apoyo real de otro ser libre que nos deje vivir y sea el complemento justo y necesario para no caminar en soledad.

 

Esa elección debería conllevar un atributo indispensable. Ser otro que al igual que nosotros haya elegido caminar a la par contigo, conservando su propia identidad, ser libre y que cada movimiento en el camino lleve consigo una puesta que se regodee en la sinceridad, la fidelidad y el amor; un admirable vínculo que haga que cada instante sea una elección en las coincidencias, un redescubrimiento y  la tolerancia y respeto por las diferencias.

 

Cada uno deberíamos decir algo así: “Estás conmigo porque quieres, no te retengo y estoy contigo porque te elijo todos los días, te amo, y sé que puedo irme cuando quiera y eso no implica que ambos no nos podamos distanciar algún día de caricias, pero nunca del vínculo que significa para una persona haber compartido un trecho del camino de la mano de un ser auténtico al que jamás olvide”

 

Cada una de las personas que nos ayudan en la marcha y los pasos, nos acompañan, nos han demostrado amor; son artífices involuntarios del destino que nos acompaña como un milagro muchas veces no reconocido.

Un milagro acompañando la conducta de seres humanos, sencillos y de una vida en continua evolución, nos abarque como tales, a partir de conocernos lo suficiente…

Que nos lo sintamos como propio, que nos enseñe a amarnos a nosotros mismos y el diálogo con el ser interior sea el lenguaje del amor.

Este puede ser correspondido o no, quizá así podríamos ser más felices. Entenderíamos que nunca estamos solos, estamos con nosotros mismos que somos la persona más difícil de gobernar, pero que cuando nos encontramos, somos invencibles y nos sobra combustible para dar…AMPARO ESTÉVEZ SAVIZA – Derechos Reservados de Autor – 28/08/2016

AMPARO.ES

TE QUIERO…

Publicado en Música

DANZA DE LAS FLORES

REFLEXIONES PERSONALES

La naturaleza nos hace acordar cada día que sus maravillas están siempre presentes para quienes quieren verlas.

No todos vemos las maravillas de la vida. A veces es necesario que nos pasen cosas

de una magnífica significación para que nos manifestemos en connotaciones del alma, con emocionados sentimientos de sabernos pertenecientes a ella.

En el rostro más avejentado, surcado de arrugas, con ojos vivaces del espíritu que se hace presente en la mirada, hay un secreto bellamente guardado. Hay un ser infinito que cumple su misión en la vida. Que se pasea en medio de un ambiente de piedras preciosas que no sonn posibles de saltar ni de ignorar. Que fueron haciendo el camino más difícil pero comprensible. Ver las dificultades como piedras preciosas dice de una persona que camina segura, que usa su inteligencia para prodigarse y prodigar el bien.

Así como las flores van abriéndose al mundo y a su medio natural, también el hombre crece, evoluciona, lucha buscando el sol, la lluvia  y la luna. Pisa la hierba que Dios regala a sus pies y busca sombra a sus pesares debajo de un árbol que va envejeciendo junto a él.

La naturaleza trae sus semillas con ayuda del viento y un día cumple su objetivo, se convirtió en un magnífico testigo de lo malo y lo bueno. Al igual que el hombre un día cumplire su ciclo y deberá desaparecer, pero allí deja sus nuevas semillas y la naturaleza se renueva, y el mundo sigue girando y estableciendo su equilibrio…

Está en cada uno entender que somos parte de la naturaleza, que pertenecemos a ella, que estamos inmersos en sus bienes, dones y riqueza propios de la vida que es ella misma.

Que el espíritu es energía que emana del mismo milagro que nos crea y recrea, no sabemos a dónde va, pero sabemos que somos inquilinos de una casa magnífica y hay que entender que si la destruimos moriremos con ella…

*********************************************AMPARO E.S 02-10-2015

DERECHOS RESERVADOS DE AUTOR/2015

Publicado en Sin categoría

HABÍA UNA VEZ UN CISNE

 

 

UN CUENTO DE PRIMAVERA
(De primavera)

Las estaciones van cambiando y la vida pasa.
De pronto alguien camina junto a sus patos y cree que todo va normal y al igual que
en el cuento, descubrimos al patito feo…

Y observamos con mirada tierna a ese pato diferente a todos y seguimos por la vida al lado de los patos normales pero no nos
damos cuenta que al lado del patito feo, somos otro patito feo. No por naturaleza sino por elección. Una elección que no tiene lógica y todos los patos normales critican. Al cabo de un tiempo el patito feo cambia y nosotros cambiamos con él. Sin estaciones del tiempo…y nos vamos convirtiendo en cisne junto a él. Somos dos cisnes y no lo sabemos. Lo único que sabemos que ambos no quieren perderse de vista. Solo eso y los patos protestan a viva voz y no ven nuestra transformación. Cuando ambos ya son cisnes, se ven, se entienden y caminan entre los patos…Uno mira al otro y le dice…
¿Quién va a curar tus alas si un día se quiebran? Los patos no te verán, creerán que se cura a lo pato, pero eres un cisne…No te vayas…no te apartes de otros cisnes…Nunca te alejes porque morirás un poco y corres el riesgo de nunca volver o bien convertirte en pato de nuevo. No condenes al cisne que creció contigo a volver a ser pato. No te vayas por la laguna para nunca volver porque morirás un poco cada día…
Que en un día como hoy haya muchos cisnes en potencia que descubran su camino. Dicen que en primavera los iguales se juntan y lo hacen para siempre. Allí puede estar tu cisne esperando por ti y no lo sabes. Una vez que te conviertes en cisne puede que no lo aceptes y decidas vivir como pato, pero no hay nada más triste que un cisne venido a menos…Nunca rechaces tu realidad. Puede que nunca encuentres tu cisne pero si lo haces reflejado en tu par, nunca lo abandones porque como dije, irse siempre es morir un poco…

Amparo Estévez Saviza – Derechos Reservados de Autor/21/09/2016

Publicado en Música | Deja un comentario

Quién sabe qué hacen las almas por ahí…

 

 

QUIEN SABE QUÉ HACEN LAS ALMAS POR AHÍ…

 

Lo poquito que sabemos es que ellas se las ingenian para ser felices, más allá que nosotros lo seamos o no.

Las almas son sabias porque con seguridad han sido creadas por una fuerza inteligente superior y somos tan pequeños que no alcanzamos a entender…

Sin embargo la nombramos todo el tiempo. Ella es la culpable de nuestros desatinos y casi la olvidamos cuando somos tan orgullosos que creemos que lo hacemos todo solos…

Cuando sufrimos y cuando reímos ella sabe de nosotros y tal vez ría o llore con nosotros, pero de lo que sí, casi diría con seguridad, que ella planifica nuestra vida.

Nos dice cuando alguien “no nos cae demasiado bien” y también cuando alguien ha sido  creado en la medida exacta para nosotros.

Ella no es culpable de nada, sería de miserables echarle las culpas de tantos errores que cometemos.

Debemos ser para ella un estuche maravilloso o calamitoso. Quién lo sabe. Lo cierto que casi siempre nos da la posibilidad de entender los errores y a veces, se hace la que no nos ve,  nos trae los sueños para que nos los creamos, tan ciertas realidades que se pueden llegar a concretar, pero que no son más que proyectos…

Sin embargo es bello el sentimiento de conectarnos con nuestra alma. Sabemos que ella estará con nosotros mientras vivamos y quien sabe luego nos invente un nuevo cuerpo…

Entonces ahí nos volvemos demandantes y le pedimos que nos deje en tal o cual lugar, cerca de no sé qué o quién o hasta dentro de quien sabe qué…

Y pensamos: ¿ quién pudimos ser en otra vida?  y es el primer reclamo que le hacemos: ¿Por qué nos ha quitado la memoria?

Creo que muy simple-porque nuestro cerebro está limitado por las circunstancias y los seres humanos hacemos el camino a medida que transitamos improvisando en cada trecho. Más allá, ella es la reina y señora de de cada uno de nosotros y de todas las cosas materiales que ha visto crear con nuestras manos, sabiendo que en el fondo solo nos darán cierto bienestar, entendido como necesidad del espíritu y el cuerpo para navegar en el libre albedrío de este mundo. Tal vez ella es la que se comunica en directo con Dios.

Qué le podrías pedir a tu alma…

La lista es tan larga que creo se resumiría así:

“NO ME DES NADA, SÓLO HAZME UN SER FELIZ”

 

Y si tuviese la posibilidad de pedirle algo y que me lo concediera le expresaría:

-Tenme en cuenta cuando veas a alguien solo o triste, tal vez es el ser que me está buscando a mi….

-Tenme en cuenta cuando encuentres una lágrima solitaria, tal vez si la junto con las mías lleguen a reír juntas…

-Tenme en cuenta cuando descubras que estoy en un grupo desalentado y sin ideales y sueños, porque soy maestro y tal vez les pueda contar a todos que hay  otros mundos,  otras personas y enseñarles a descubrir el camino…

-Tenme en cuenta cuando sepas de viejitos que pronto llamarás a tu lado, para contarles

que pronto yo también lo seré y así tratar de señalarles lo bueno que han vivido y llegar al final del camino con una sonrisa…

-Tenme en cuenta cuando el amor verdadero ande cerca y yo no lo vea, indícame ese y solo ese, los demás no son necesarios, son pasajeros.

-Tenme en cuenta para que mi alma sirva en algún proceso de necesidad de afecto si no me puedes dar un amor completo en pareja y acércame a otra alma que como yo, pueda en ese vínculo, hacer más llevadera la vida…

-Tenme en cuenta para tantas cosas que tú ya sabes y puedo hacer antes de que tu mirada se fije en mí /para llevarme adónde/ ¿quién lo sabe?  Solo nos diste el ADN

y con eso nos hiciste únicos e irrepetibles…

Quizá el alma de cada uno encendió la chispa de la vida y la apagará cuando Dios le envíe la orden…

AMPARO ESTÉVEZ SAVIZA – Derechos Reservados de Autor – 16/09/2016

Publicado en Música | Deja un comentario

“Se hace camino al andar” y…

 

 

Una mujer debería

Debería luchar por lo que le prodigue seguridad. Amor. Posibles ciertos…Por alguien que la haga sentir mujer, que tenga la misma mirada sobre los proyectos. En una palabra, un simple análisis cuando conoce a alguien, antes de amar.

Imposible porque se enamora y así es su naturaleza…

 

Pero no pasa así, la mujer pone sus sentimientos por sobre todas cosas y se le mezclan el fervor, la ternura, la compasión, la admiración y ve un todo, nunca analiza las partes. Perdona y siente que ese sentimiento lo abarca todo en su vida.

Y así se lanza a la lucha con la fuerza de un huracán y se olvida que sus alas son débiles, aunque su impronta le indique que todo lo puede.

 

Cuando elige un camino toma una mano y sus pasos no ven más allá de su corazón e intenta que otro corazón camine al unísono.

Los imponderables no existen en su mente. Los obstáculos son una prueba que puede sortear. Se da de bruces en el suelo, se levanta y continúa su viaje.

Una mujer enamorada es el más tremendo ser con  quien se pueda encontrar alguien que no la ama. Por eso hace daño sin buscarlo, simplemente le cuesta renunciar al otro y entender el “cortejo”

 

Ella tarda en darse por enterada que el sendero se acaba y a menudo toma uno lateral y se empeña, hasta que comprende la realidad…

 

Cuando un hombre encuentra a una mujer que alguna vez tuvo que transitar este camino,

una nueva relación no le será fácil.

 

A partir de haberse detenido alguna vez la mujer se vuelve desconfiada, nunca se entrega como lo hizo antes. Su corazón no cicatriza de golpe y su mente comienza a funcionar reemplazando al corazón. Entonces se pierde la magia, se enfrenta el obstáculo antes de verlo enfrente y en ese trabajo fino de análisis se pierde la posibilidad de volver a amar.

 

No hablo de amores pasajeros que los hay muchos en las relaciones de pareja, hablo de una mujer que encontra el amor, ese que se cree definitivo y a veces no lo es…

 

El hombre seguramente se siente tocado en las fibras más íntimas de su ser por algún amor especial, pero a él le es más fácil reponerse e iniciar una vida nueva. Es parte de su sentido práctico. Nació para prolongar la especie. Puede estar así enamorado muchas veces en su existencia.

 

El hombre se involucra por diferentes razones con una mujer, pero su corazón es como el de un niño, confía y si le sale mal busca a otro niño para seguir jugando.

 

El hombre no lo hace a tontas y a locas en todos los casos, si desea una relación de verdad pone todo sobre la mesa y si su corazón le acompaña, es capaz de todo por defender ese proyecto de su vida.

 

Por eso, y espero me comprendan, cuando hay que renunciar se debe hacer también pensando en el otro. Si se ha querido de verdad se debe pensar que aquello que hemos amado debió ser alguien digno de nuestros desvelos, se trate de un hombre o una mujer

que se ve en la difícil situación de tener que cambiar el rumbo de sus vidas y que al maldecir al otro está también quitando valor propio y ajeno a quien amó.

Amar es hacerlo de verdad, de lo contrario no le llamemos Amor. Si el amor se convierte en odio, indiferencia, olvido, irrespeto, no es amor. Es un simple capricho o un pasatiempo que la falta de criterio convirtió en algo de muchas buenas intenciones, pero sin sustancia…

 

No hay nada más hermoso que un amor correspondido que siembre todos los días de su vida un jardín de nuevas emociones, de sorpresas, de conocerse al extremo de no tener que hablar, simplemente abrazarse. Que los malos momentos unan, sin detenerse en detalles que hagan que uno de los dos le recrimine al otro por causa de una mala interpretación, que juntos puedan buscar soluciones y consuelo. Sin agresiones e improperios. Tan solo vivir de verdad los tiempos, haciendo honor a que que ambos se han elegido para

aquello de: “Se hace camino al andar” A veces se fracasa porque una pareja cree que ya lo ha visto todo, que no hay más nada por andar y la seguridad de que siempre se lo tendrá al otro al lado, no debe existir.

Ser libres en pareja es maravilloso y así se sabe que cada día se ha elegido al otro sin considerarlo para siempre. El “Para siempre” debe ser una sensación maravillosa que se da sin buscar. Se presiente, aviva la llama y el corazón reboza en cada paso.

Puedo equivocarme, pero lo que escribo es con mejor intención. Les deseo mucha felicidad…Amparo Estévez Saviza

Derechos Reservados de Autor – 02/09/2016

 

AMPARO.ES

Publicado en Música

LO BUENO Y BREVE, DOS VECES BUENO

 

 

 

 

LO BUENO Y BREVE DOS VECES BUENO

REFLEXIONES

¿Cómo se hace si uno quiere que algunas cosas duren toda la vida?

 

Nada dura toda la vida, solo la propia vida…

Y en ella se cifran tantas esperanzas que el corazón se abruma y a veces estalla.

Miramos crecer a un árbol y sin darnos cuenta lo identificamos como un anhelo para la propia existencia.

Ese árbol tal vez nos acompañe mientras sepamos que existe, no cuando solo lo contemplemos….

Empezando por su raíz, aún cuando parece que crece sola, no es así. Necesita del agua y algunos cuidados. Al igual que un niño que empieza a dar sus primeros pasos.

Si tuviésemos conciencia real de cuanto se juega al criar a un niño, nuestro árbol estaría salvado.

Pocos nos damos cuenta que a ese niño que traemos al mundo le debemos toda nuestra atención, que nadie va hacer por ellos lo que no sepamos hacer en su momento de desarrollo.

 

Por eso debe ser que la vida es tan difícil. No podemos entender que no somos muñecos del libre albedrío, sino que caminamos a partir de una realidad que debemos dominar cuando es arbitraria y agradecer cuando nos acarician sus bondades…

 

Todo lo bueno es breve. No sabría decir si es porque no lo valoramos e improvisamos los instantes como marionetas…o porque las circunstancias nos llevan a equivocarnos y no sabemos ni pedir perdón ni reconocer que nos hemos bañado de errores y seguimos a tontas y a locas, sin hacer reflexiones; sin detenernos un instante a evaluar las acciones que nos dejan el sinsabor del fracaso.

 

Cuando entendamos, creo yo, que un árbol se somete a los vientos huracanados, a la piedra que le trae la lluvia, al sol que no solo lo nutre, sino que lo quema en días de verano intenso, que a pesar de todo nos regala sus frutos y flores, y que permanece haciendo honor a la naturaleza que lo plantó, sería posible establecer un parámetro de vida con su erguido porte de fuerte especie natural y orgullo de la tierra, de donaire, aún en otoño, de respeto por quienes buscan su sombra y por el amor de su leña fogoneando en las chimeneas…

 

Lo breve y bueno, dos veces bueno. La existencia es breve. El amor pasional es breve. La inocencia de los niños es breve. La mano que acaricia de mamá es breve. Hasta la tristeza es breve, porque un día el tiempo la guarda y vuelves a sonreír. El poder es breve. El dolor de las parturientas es breve. Las lágrimas afloran en torrente, pero un día cesan. Puede venirse el mundo abajo, pero un día recuperas la esperanza. La luna no alumbra todos los días, pero sabes que siempre va a estar ahí. Esperas al sol que entibie tus jornadas y esperas la estrella fugaz para crear el misterio en los ojos de los niños.

Admiras al Arco Iris porque en el fondo él representa todo aquello que se tiñe de colores, haciendo de la tormenta un hecho pasajero.

 

Tal vez quisiéramos que el Amor sea eterno. Que la maldad y el odio desapareciesen de por vida. Que la ausencia no duela. Que el estómago no sufra de hambre. Que el mundo fuese un lugar de disfrute y eterna paz…

 

Pero la vida es eso, un continuo devenir de bondades e ingratitudes. Tal vez entre todos la hacemos así. Basta para recrearnos en el árbol y como él hacer de cada uno de nosotros un ser especial que al menos sepa cuidar las raíces, afrontar los malos tiempos, ofrecer sus frutos con amor y reemplazar las hojas sin llorar, conservando la esperanza que al fin y al cabo es lo único que nos conduce a la alegría de sabernos vivos…

Amparo Estévez Saviza

Derechos Reservados de Autor – 31/08/2016

 

AMPARO.ES

 

Publicado en Música

TE NIEGA LA VIDA…

 

 

 

TENGO MIEDO…

Que no me alcance el tiempo

Que no haya un mañana

Que me falten los besos

y se marchen las palabras

 

Tengo miedo que un día despierte

buscando las sombras

Y encuentre la nada

Lloviendo en mis horas

 

Tengo miedo

a no despertar

Y seguir soñando

para no claudicar

 

Tengo miedo de abrir mis ojos

y ya no mirar

Negando los otros

para olvidar

 

Tengo miedo

y busco el perdón

Para lograr al menos

anidar en un corazón

 

Resolver la vida

como dicen que es

Un paso absurdo

que mata a la vez

 

No solo los sueños…

te devuelve a trizas

¡todo el amor!

sin ver que agonizas…

 

Te da vuelta el pañuelo

retorciendo el dolor

Y un día saluda

diciéndote adiós

 

Cuando todavía no has muerto

Cuando todavía respiras

Cuando todavía ves cierto

Que tienes este día…

 

Te demanda caricias

Te demanda sonrisas

Te demanda primicias

Pero te niega la vida…

AMPARO ESTÉVEZ SAVIZA

Derechos Reservados de Autor – 28/08/2016

AMPARO.ES

 

 

Publicado en Música

NO IMPORTA…

 

 

SI TÚ ME AMAS

 

No importa si no me los dices

No importa si tienes miedo

No importa si te encuentras perdido

No importa si lloras por dentro

No importa si sientes nostalgia

No importa si me niegas

 

No importa si no sabes el camino

No importa cuánto tiempo pase

No importa, nada importa

Porque estás conmigo…

 

Importa sentirlo

Importa haberlo vivido

No importa no tenga sentido

Porque estoy contigo…

Amparo Estévez Saviza – 22/08/2016

Publicado en Música

¡Quién eres desde hoy…dime!

 

 

QUIÉN ERES DESDE HOY…

/despedida de una esposa

 

ERES UN ÁRBOL VETUSTO

/y sueño

 

Lleno de sabia para mí.

Tus ramas me abrazan llenas de deseos de amor.

Yo mujer te veo como a un niño y te amo…

Pero un día alzas la mirada y desafías mis ojos

Veo sombra en ellos y el adiós que luego llega,

es la coronación del miedo, de impotencia…

El huracán que arrasa, ya nada vale la pena

 

 

Y actúas como un león herido, maltratas o huyes.

Tus garras se muestran de manera diferente

de aquellas que traían el pan a la casa…

Tu ego no sabe jugar al reloj, ese sí,

ese que tiene su momento marcador,

su decaimiento en medio de alarmas,

y su ciclo de desbastar sin control…

 

Pero tu garra toma los remos…

esos remos que deberían salvarnos.

La barca se hunde y con ella los sueños.

Sabes nadar porque has encontrado lo eterno,

y me abandonas en la barca repleta de peso…

sabiendo que se hunde indefectiblemente,

te llevas clavada la instancia y los besos

 

Si el amor se va, no hay que retenerlo…

Tan solo mírame como antes lo has hecho

con ternura de ex amante, pero fiero

Fiero para demostrar que eras sincero

Que la muerte de las cosas

se entienden aceptando el duelo

 

Y nosotros… nosotros  matando al tiempo.

ALONDRA VALEY

20/08/2016

Derechos Reservados de Autor

 

AMPARO.ES

 

Publicado en Música

ÉRASE UNA VEZ UNA ORUGA

 

 

Érase una oruga…

Todos podrán adivinar su destino menos ella misma.

Cuando un niño la encuentra en una hoja, la llama lombriz de muchas patas.

Si la encuentra un adulto es seguro que debe saber que ella es una simple oruga,

habita el universo y la hoja. Eso es importante, que camina por su hoja y se alimenta.

 

Pero ella transita como si nada pasara. Solo la vida sabe de su potencial…

Ella cree, que seria lo más probable que su vida continuara al igual que otras orugas que empieza a conocer. Lo que no sabe es que a ella le puede pasar lo mismo…Que un bendito día se encuentra encerrada sin saber porqué. Cada unos de sus días siempre es una continua lucha.

¿Eso lo sabe? Sabe del viento que la hamaca, a veces despiadadamente, y que más de una vez suele morder sus flancos.

En esa etapa ella sabe que solamente debe seguir su instinto /intuición/que día tras día los acontecimientos le indican que algo va cambiando.

 

 

“La mujer se parece a la oruga, se lanza a la vida con la fuerza de su energía y cree que solo con eso bastará”

 

 

Pero, si bien la oruga piensa que todo estaría ya planificado…no conoce a esa edad los imposibles, ni las pérdidas, ni los riesgos. A la edad de la oruga se tienen solo bellos instantes, se empieza a caminar siguiendo la huella y buscando a otras orugas en el camino. El tema que algunas ya son mariposas o están aún dentro de su capullo o crisálida y ella comienza a preguntarse por qué…Y en medio de sus especulaciones se inquieta. Y comienza a elegir las oportunidades, a veces sin esperar su propia maduración.

 

 

“La mujer antepone los sentimientos y es una perfecta inventora de la vida. Ella coloca todo en un lugar que le sea benigno, que la incluya, que la sostenga, que le indique el camino y ciegamente se apresura a transitar. Algo le dice que no hay seguridad y que debe prepararse para luchar por lo que considera valioso para sí misma y para el entono”

 

 

Un día la oruga se encuentra encerrada. Entra en pánico. Hasta que entiende que su cárcel le va haciendo una ventanita y que un día sale de allí convertida en mariposa, tal lo ha comprobado ya en sus amigas, las otras orugas. Y comienza a planificar qué hace si sale al mundo…

 

 

“La mujer un día sale al mundo, cuando entiende que ya está lista. Cuando su bagaje de posibles e imposibles ha sido evaluado. Si sus potenciales alas no han sido rotas desde adentro, su vuelo se ve magnífico, lleno de sueños, proyectos e ilusiones”

 

 

Todos sabemos los imponderables que pueden atacar a las mariposas. Serán admiradas unas. Otras tan amadas que serán encerradas en un cofre oscuro para atesorarlas; otras pinchadas en medio y clavadas en un muestrario de insectos para luego, con una lupa mostrar sus ojos desesperados, o bien que el viento las transporte lejos, tan lejos que caerán sin haber conocido el lugar ni el día de su muerte.

Ellas tienen un enemigo, su belleza. Su belleza atrae. Su belleza es muy poco comprendida. Su trabajo devaluado.

De pronto la mariposa comprende que debe alertar a su descendencia de esto. Sin embargo sus oruguitas desarrollarán sus lentas marchas tal cual ella lo hizo.

 

 

“Un día la mujer despierta diferente. Comienza a entender que el otoño se acerca y si ha salido salva de su suerte, tal vez puede intentar esa vida que ahora comprende y valora. Tal vez pueda encontrar su jardín y al posar su mirada en una bella rosa pueda instalarse en ella, esconderse bajo su pétalos cuando viene la lluvia, salir al sol y sin darse por enterada morir en medio del amor, casi sin darse cuenta”

Amparo Estévez Saviza – Derechos Reservados de Autor – 20/08/2016

 

AMPARO.ES

 

Letra de la canción de SILVIO RODRIGUEZ

Eras como esos días en que eres la vida
y todo lo que tocas se hace primavera.
Ay, mariposa, tú eres el alma
de los guerreros que aman y cantan,
y eres el nuevo ser que se asoma por mi garganta

Que maneras más curiosas
de recordar tiene uno,
que maneras más curiosas:
hoy recuerdo mariposas
que ayer sólo fueron humo,
mariposas, mariposas
que emergieron de lo oscuro
bailarinas, silenciosas,

Tu tiempo es ahora una mariposa,
navecita blanca, delgada, nerviosa,
Siglos atrás inundaron un segundo
debajo del cielo, encima del mundo.

http://www.musica.com/letras.asp?letra=943818

Publicado en Música

MIRA NUESTRO MUNDO

 

 

 

 

COMPARTE MI MUNDO QUE ES NUESTRO SOLAZ

 

¿Quién dijo que debajo del sol hay mundos diferentes?

 

Tal vez realidades diferentes puedan ser comprendidas. Tal vez un día cualquiera entendamos que TÚ eres igual que Yo. Y juntos formemos el Nosotros…

 

Esta maravilla que es la vida se nos ha dado para, además de vivirla, comprenderla, aceptarla, compartirla y sopesarla desde el nosotros…elevarla al concepto de sublime.

 

Cuando nuestros ojos hayan verdaderamente “visto” a la naturaleza, recién nos será fácil entender que somos una ínfima parte de ella.

 

Así como las flores son un canto a la belleza, también hay personas que debajo de su piel albergan un alma que trasciende lo humano.

 

Cuántas veces nos hemos cruzado con una de ellas y no fuimos capaces de “mirarla”

 

Si es necesario primero conocer lo malo para después apreciar lo bueno ¿es que seremos tan básicos para no verlo?

 

Será que estamos ocupados en un porcentaje elevado de las cosas mundanas…

 

Será que estamos resueltos a sacar ventaja material de todo…

 

Será que hemos asociado la bondad como de flojos y pusilánimes…

 

Será que nos cerramos a las cuestiones del alma y se nos hace más fácil vivir

del talante desorganizado, propenso a justificarlo todo…

 

Será que no queremos luchar para ser mejores cada día…

 

Será que  aún no nos hemos leído íntimamente, que no nos animamos a que nos sea rebelada nuestra propia ignorancia…

 

Nadie nos ha pedido más que “observar” con sentido crítico, para adentro y fuera de cada uno.

 

Si entendiéramos el mundo tal cual se nos ha dotado, sería imposible cortar un árbol

así porque sí, quemar los campos, cambiar el curso del riego natural, azotar los sembrados con pesticidas venenosos, cazar por deporte, enjaular las bestias, enloquecer al hombre con acciones violentas como la guerra, contaminar las aguas y los suelos, entender que todo está allí por casualidad y somos los dueños absolutos…

 

Nunca seremos dueños de nada, así como vinimos a este mundo nos iremos.

 

La sonrisa, el dolor y los contratiempos de la vida van cambiando nuestra forma de mirarlo todo, sin embargo la verdad no está en el entorno, la verdad se manifiesta hasta en una simple hormiga que cruza nuestro patio. La verdad esta en las mirada mansa de nuestra mascota y en los ojos de los niños cuando demandan cariño. En las manos extendidas de una niñita que vende flores en el bar. En los callos de una madre que corta leña con el hacha para hacer fuego en su rancho. En los ojos de los viejos sabios que tocan tu alma con palabras. En el alumbramiento y el primer grito de vida. En la chimenea que intenta suplir el abrazo. En un plato de sopa caliente que cura el frío del hambriento. En la lluvia que riega y en el sol que entibia. En la sombra de un añejo árbol y en los frutos del manzano. En un padre que día tras día hace un trabajo rutinario que lo inhibe de gozar las cosas de la vida, y deja sus muchas horas allí en pos de su familia. ¡Hay tanto que es imposible enumerar!

 

Descubrir plenitud, belleza, paz en cuanto nos rodea es una tarea de cada segundo en que vivimos. A partir de proyectar la vida viendo al otro, a los animales, a la naturaleza con respeto, el camino será esperanzado y los días felices…

 

Cuando sintamos el goce pleno de estar viviendo un hecho fundamental que nos marca, estaremos situados en la vida, más allá de cuantas veces nos hayamos caído y levantado…

AMPARO ESTÉVEZ SAVIZA – Derechos Reservados de Autor – 11/08/2016

 

 

AMPARO.ES

Publicado en Música