Aviso permanente para todas las publicaciones…

Las fotografías, artículos y gráficas incluidas en este sitio nos han sido remitidas por correo electrónico por lo cual desconocemos su origen o bien se han obtenido en páginas de la Internet que ofrecen gratuitamente su contenido. En ningún caso dichas paginas daban aviso legal a sus visitantes sobre el derecho de autor (copyright) que sobre ellas pudiera haber. Si el autor de la fotografía, artículo o canción que figura en estas páginas, desea que sea retirada, basta con que nos lo comunique a través de COMENTARIO en el post o en la pagina correspondiente y nos envíe el derecho de autor que posee y será retirada. Normalmente publicamos con un link directo (enlace) en el texto o detrás de los photos la fuente de la información que usamos en este sitio. COMENTARIOS: no nos responsabilizamos por las opiniones y comentarios expresados por los lectores. Nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que contengan lenguaje inapropiado, insulten o calumnien a terceros, mensajes ofensivos, discriminatorios, etc. NOTA: esta página de la Internet ofrece su contenido gratuitamente. Amparo Estévez Saviza

ADEMÁS

El contenido referido a REFLEXIONES de este blog son publicadas

en un libro personal del mismo tema con Derechos Reservados de Autor/2014

República Argentina

AMPARO.ES

 

Publicado en Música

SE MOJAN LOS GATOS…

RTEFLEXIONES

 

LA LLUVIA
TE TRAE

te llama
te extraña
te busca
y escapa

TE TRAE
en gotas
pequeñas
de lluvias
internas

TE TRAE
en besos
dormidos
abrazos
y aullidos

TE TRAE
Voces
y truenos
en noches
sin sueños
TE TRAE

amansa
y ninguna
caricia
la calma

Y TRAE
Ese beso
que besa
empalaga
y muere
en la
madrugada…
AMPARO ESTÉVEZ SAVIZA

D.R.A-19/11/2016

AMPARO.ES

Publicado en Música

NO ESTOY SOLO,estoy conmigo…

REFLEXIONES

 

Nadie debería estar solo. Todos deberíamos estar en contacto con el propio mundo interior. En tanto y en cuanto seamos fieles y sinceros con nosotros mismos, más fácil sería encontrar las soluciones a todo. Eliminado el miedo a la soledad. La tristeza de los imposibles. La renuncia a la verdad. El no descubrimiento del ser interior que todos portamos y con el que no nos comunicamos de hecho…Empezar por amarnos para poder amar…

A partir de que alguien vive en comunión con otra persona, tal vez le sería más difícil lograr armonía consigo mismo, ya que las decisiones se verían sujetas a la convivencia y a los consensos para lograr una relación exitosa.

Aún así, cada ser es él mismo, único e irrepetible y sólo se vería influenciado por sus acciones adversas cuando las hay, o bien por la sujeción que produce no saber renunciar a los sueños para seguir luchando por otros, o aquellas rutas que se toman para facilitar el camino y que priman, no siempre para mejor, en las decisiones irreconciliables…

Producen desequilibrio emocional y hay que aprender a manejar.

Si al menos se pudiese lograr equilibrio, el trabajo propio estaría garantizado, al menos

para algunas tuercas de ajuste que no serían difíciles de atornillar.

Continuamente nos preguntamos por dónde seguir. El camino se presenta a veces sinuoso o  bifurcado.

¿Quién se conoce lo suficiente como para evaluar hasta dónde es capaz de resistir los embates y cambios sin sentir frustración, angustia, inseguridad, etc?

Nadie está exento de  estas sensaciones humanas. Estamos acostumbrados a luchar por lo que queremos y no siempre lo que anhelamos es bueno para cada uno. Es decir, a veces lo que creemos bueno, sólo es una mueca del devenir de los tiempos.

Es increíble hasta qué punto la duda, el miedo,la inseguridad y la falta de autoestima ensombrecen las mejores intenciones.

Mentir y mentirse es la combinación de error más error más error y así indefinidamente, y la persona gasta todas sus energías en disimular constantemente que los detalles de su inestabilidad se hagan visibles.

Esta realidad es indiscutible y toma grandes dimensiones en lo inmediato e increíbles equivocaciones.

Las acciones que se generen traerían consigo la inercia que afectaría lo mejor de cada uno; no tiene caso y la persona se vería afectada, sensiblemente afectada.

Quizá somos como un bonito y caro paño para coser un bello traje, cuyas costuras deberían estar muy bien unidas y hacer del mismo, sobre el cuerpo, una perfecta figura.

El tema que ese paño no debería sufrir el remiendo de rehacer sus costuras, eso lo haría imperfecto. Sin embargo ligar sin remendar no dejaría secuelas… Al igual que no debería ajarse ni mancharse.

En lo óptimo sería tan así como un atavío precioso, aunque la vida hace que lo exitoso sea producto del hacer diario de cada uno.

Se nos entrega un bello traje, pero cada uno, se entiende, haría de él su obra maestra.

Nunca deberíamos estar solos y de hecho no lo estamos, pero a veces no lo sabemos.

No sabemos o no podemos rodearnos de la sabia protectora y potencialmente activa del árbol de la sabiduría, para que nos facilite la marcha del transitar cotidiano.

Nos aferramos a un poste del camino y creemos que es lo único que nos salvaría de caer.

Y no, a poco de andar nos damos cuenta que podemos hacerlo solos y elegir

el apoyo real de otro ser libre que nos deje vivir y sea el complemento justo y necesario para no caminar en soledad.

Esa elección debería conllevar un atributo indispensable. Ser otro que al igual que nosotros haya elegido caminar a la par contigo, conservando su propia identidad, ser libre y que cada movimiento en el camino lleve consigo una puesta que se regodee en la sinceridad, la fidelidad y el amor; un admirable vínculo que haga que cada instante sea una elección en las coincidencias, un redescubrimiento y  la tolerancia y respeto por las diferencias.

Cada uno deberíamos decir algo así: “Estás conmigo porque quieres, no te retengo y estoy contigo porque te elijo todos los días, te amo, y sé que puedo irme cuando quiera y eso no implica que ambos no nos podamos distanciar algún día de caricias, pero nunca del vínculo que significa para una persona haber compartido un trecho del camino de la mano de un ser auténtico al que jamás olvide”

Cada una de las personas que nos ayudan en la marcha y los pasos, nos acompañan, nos han demostrado amor; son artífices involuntarios del destino que nos acompaña como un milagro muchas veces no reconocido.

Un milagro acompañando la conducta de seres humanos, sencillos y de una vida en continua evolución, nos abarque como tales, a partir de conocernos lo suficiente…

Que nos lo sintamos como propio, que nos enseñe a amarnos a nosotros mismos y el diálogo con el ser interior sea el lenguaje del amor.

Este puede ser correspondido o no, quizá así podríamos ser más felices. Entenderíamos que nunca estamos solos, estamos con nosotros mismos que somos la persona más difícil de gobernar, pero que cuando nos encontramos, somos invencibles y nos sobra combustible para dar…AMPARO ESTÉVEZ SAVIZA – Derechos Reservados de Autor – 28/08/2016

AMPARO.ES

TE QUIERO…

Publicado en Música

DANZA DE LAS FLORES

REFLEXIONES PERSONALES

La naturaleza nos hace acordar cada día que sus maravillas están siempre presentes para quienes quieren verlas.

No todos vemos las maravillas de la vida. A veces es necesario que nos pasen cosas

de una magnífica significación para que nos manifestemos en connotaciones del alma, con emocionados sentimientos de sabernos pertenecientes a ella.

En el rostro más avejentado, surcado de arrugas, con ojos vivaces del espíritu que se hace presente en la mirada, hay un secreto bellamente guardado. Hay un ser infinito que cumple su misión en la vida. Que se pasea en medio de un ambiente de piedras preciosas que no sonn posibles de saltar ni de ignorar. Que fueron haciendo el camino más difícil pero comprensible. Ver las dificultades como piedras preciosas dice de una persona que camina segura, que usa su inteligencia para prodigarse y prodigar el bien.

Así como las flores van abriéndose al mundo y a su medio natural, también el hombre crece, evoluciona, lucha buscando el sol, la lluvia  y la luna. Pisa la hierba que Dios regala a sus pies y busca sombra a sus pesares debajo de un árbol que va envejeciendo junto a él.

La naturaleza trae sus semillas con ayuda del viento y un día cumple su objetivo, se convirtió en un magnífico testigo de lo malo y lo bueno. Al igual que el hombre un día cumplire su ciclo y deberá desaparecer, pero allí deja sus nuevas semillas y la naturaleza se renueva, y el mundo sigue girando y estableciendo su equilibrio…

Está en cada uno entender que somos parte de la naturaleza, que pertenecemos a ella, que estamos inmersos en sus bienes, dones y riqueza propios de la vida que es ella misma.

Que el espíritu es energía que emana del mismo milagro que nos crea y recrea, no sabemos a dónde va, pero sabemos que somos inquilinos de una casa magnífica y hay que entender que si la destruimos moriremos con ella…

*********************************************AMPARO E.S 02-10-2015

DERECHOS RESERVADOS DE AUTOR/2015

Publicado en Sin categoría

PENANDO BAJO EL ÁRBOL DEL OLVIDO

 

 

QUIZÁ el árbol es la mejor descripción de la vida del hombre…

12814623_566951513479356_1841158417462230394_n

Las personas nos proyectamos a partir de una raíz que nos va elevando en búsqueda del horizonte, permanentemente.

El abono de esa raíz es fundamental para crecer fuerte y enfrentar las inclemencias del clima y el tiempo…

Somos a partir de una raíz que viene de nuestros padres, que nos dieron el ADN exclusivo que nos une para siempre.

 

Sin embargo la vida nos ha dado el libre albedrío, la libertad de hacer de nuestro camino un vergel o un cúmulo de errores.

Los errores a veces vienen disfrazados de promesas que no distinguimos porque nos movemos en mundos de estreno, en mundos compartidos, en egos que nos apartan de los demás, que nos llevan a círculos cerrados.

Pero el error debe ser contemplado y al transitar el camino, tal vez podemos imaginar esa piedrita que vamos pateando sumidos en el pensamiento y de golpe le damos un golpe de patada que la lleva lejos y ya casi ni nos preocupa…

Comenzamos a caminar con soltura, con firmeza y con sueños nuevos con proyectos atesorados según los cuales volvemos a vivir la realidad del camino; reconocemos por dónde caminar y por donde no volver a hacerlo, porque la savia de la experiencia nos indica alertas.

 

Tal cual el árbol, es muy difícil crecer derechito camino al cielo.

Al final de la vida nos vamos encorvando por los vientos, aliviados de hojas secas, con gruesos troncos añejos, los cuales en algún momento se desprenden de su raíz y caen.

 

En otros casos nunca se desploman, a menos que se transformen en leños del fuego llameante que alumbra a los enamorados en una chimenea cómplice. Testigo de los besos, de los abrazos y del amor que a la vez proyectan una nueva vida.

 

A veces un árbol crece torcido simplemente porque se ha pasado la vida acomodándose al sol. Ustedes observen que los árboles miran hacia el sol buscando alimento, tibieza y regocijo. Regocijo que adivinamos por su verde, por su meneo suave, por el considerable peso de sus frutos…

 

Es bueno buscar el sol. Buscar la ilusión de estar siempre alerta para espiar a las hadas, satisfacer el alma con la magia de la luna que llena todas las expectativas…

El que no sueña pierde la sonrisa.

El que ama sonríe porque encuentra otra alma que en entera libertad elige estar ahí. , a su lado.

 

Decide entregarse de la manera más bella y sutil. Sin habérselo propuesto, tan sólo sucede y descubrirlo es un deleite del espíritu, una caricia, un bello amanecer que el sol besa amansando al corazón…

 

Tal cual el árbol que no se pregunta por qué le nacen ramitas al pié y no se pregunta a quién le da sombra. No se detiene a pensar cuando sus ramas se enredan con las de otro árbol ni piensa en que aquel pájaro debió pedirle permiso para hacer su nido.

 

El árbol vive cada minuto sin esperar nada. Se deleita y se mece suavemente como sonriendo cuando un niño toma uno de sus frutos, lo come con voracidad posando sus pequeñas asentaderas sobre su tronco y frondosidad.

 

No sé si Ustedes habrán observado que los productos de un árbol tienen numerosos fines.

Que muchos de ellos son desechados. Sin embargo el aserrín, cuando cae, es barrido. Parece sobra, pero se usa para maderas de tableros aglomerados o briquetas para alimentar las estufas a leña.

 

Aún por momentos el hombre se deprime divagando que ya nada le queda por hacer y no se detiene a pensar que mientras tenga vida, tiene tiempo, tiene mucho camino por recorrer y al igual que el árbol, su aserrín todavía es útil…

 

Nadie va a negar que la topadora ha sido inventada por el hombre y arrancan los árboles de cuajo.

Yo diría que las guerras son topadoras y si el hombre deja de fabricarlas su existencia está a salvo.

Piensen que aún el estiércol de las vacas en el campo sirve de abono para el pasto que crecerá en el próximo año…

 

El misterio de la vida debe darnos confianza. Debemos pensar, creo yo, que más allá de nosotros, la naturaleza ha hecho lo suyo. Que es sabia. Que una mano invisible a la que algunos llamamos DIOS, está regando cada árbol.

 

Y visto el árbol como un sueño, pensemos que no es inalcanzable.

Que todo aquello que nos anime a caminar hacia la perfección y con paso seguro nos llevará a morir con una sonrisa.

Basta mirar a un abuelo de cien años o tal vez menos. Casi no nos ve y vive alimentándose de recuerdos.

El viejo a veces habla solo con quienes compartieron su tránsito por esta vida. Y más de una vez hemos descubierto que pide morir. Como sintiendo la paz de haber llegado a un lugar trascendente, a un lugar que desconocemos, pero que sin dudas debe ser magnífico.

Tal vez ese paraíso que vemos en cada bello día, pero a sabiendas que no es el final, hace que busquemos con ahínco una explicación que le dé sentido a nuestra vida, sin entender que esas  incógnitas es lo que la hace digna de ser vivida.

Amparo Estévez-Registro Reservado de Autor- 26/06/2017

 

AMPARO. ES

Publicado en Música | Deja un comentario

MIS LIBROS…

 

 

Muchas veces me he preguntado qué tienen los libros que no puedo pasar por el frente de una librería sin entrar y permanecer escudriñando títulos, autores, comentarios ,haciendo que se me haga tarde para cumplir mis horarios sin sentir el menor síntoma de culpa…

Cuando me conecto con un libro es como si de pronto me transformara en un águila que desde arriba, desde el cielo, se entera de todo aquello que de otra manera no vería…

Siempre es descubrimiento. Siempre las palabras  mueven las entrañas, de alguna manera. Siempre pasamos por lugares comunes con el autor, pero actuamos de manera diferente. Y de pronto nos encontramos debatiendo con las letras. Con las manos. Con los gestos que hablan del buen o mal humor, al igual que cada uno de nosotros, tal vez en la misma situación.

Sin embargo desafiamos el instante y contrariamos las vivencias y reaccionamos de múltiples maneras. Y nos deleitamos cuando la respuesta es un aprendizaje. Una aventura o experiencia que nos cambia.

Y tratamos de adivinar el desenlace y nos apasiona observar que ha sucedido algo inimaginable. A veces nos gusta que sea así y en otras nos quedamos pensando qué habría pasado si pasara otra cosa…

Por motivos de mi vida ajetreada no he podido leer cuanto hubiese querido, pero cuando lo hago lo vivo intensamente.

Tal vez podría decir que un libro es “Un propósito caprichoso”, así simplemente. Un lector poco convencional lo lee, línea tras línea, sin involucrarse, es muy posible que así la esencia se esfume y creo, humildemente, que no vale la pena perder tantas horas en leer algo que, con un propósito poco definido, nos demanda atención, esa que desde la primera oración no nos ha captado. Es decir convierte a esos lectores en aburridos seres que enfermos de abulia, caminan la vida en la misma forma, y su pereza en pensar es directamente proporcional a su poco apego a los libros…

Un libro es un puente. Cruzar sabemos que tiene sus riesgos. Evaluar si vamos a leer un libro por es solo hecho que nos lo recomendaron, es de por sí, desconocer nuestras propias vivencias y necesidades de darnos respuestas.

Un libro puede gustar porque el escritor nos habla entonando la melodía que un espíritu inquieto y avaro de sensaciones logra despertar en el lector.

No sólo la poesía es cadenciosa y emociona profundamente. La prosa tiene una sencillez que el lector descubre apasionadamente, cuando se instala en entornos conocidos. Tan bellos algunos que nuestro cerebro escucha el agua del arroyo correr sin pausa y sentimos el calor del sol que abate al caminante y nos hace escalofríos la pena de mujer olvidada o el amor no correspondido del amante. Besamos y lloramos como uno solo, en brazos del amor y la pasión.

Cuando los personajes nos invaden, nos hacen instalar la duda, el amor o la violencia; somos como seres que desean reaccionar, nos metemos en el argumento, nos sentimos parte e intentamos ver más allá. A veces ese más allá no nos agrada, pero al terminar el libro decimos: “Era de esperarse” Cómo no lo intuí…No lo imaginé porque esperaba mi final, el que me había inventado. De pronto descubro que es más apasionante ese final y me deleito con las oraciones tan bien logradas y sencillas que me llevan por el asombro, por la vitalidad de acciones impensadas, por caminos difíciles que no imagine existieran y que me deja un sabor dulce e inolvidable…

Visto así creo que un libro es una golondrina que anda por el mundo para ser admirada, esperada. Su vida depende de las manos que se extiendan en una caricia, que no por pasajera es carente de significado valioso.

Ojos y manos estrujan cada hoja buscando pasar un momento que deleite. Tal vez muchas veces permanece quieto en algún estante entre otros libros. Tal vez algún desaprensivo habitante de la casa lo use para sostener algún elemento que necesite elevar, tratándolo como un peldaño de piedra.

Tal vez alguien decida adornarlo o protegerlo del polvo y del tiempo y compre un bonito papel, haciendo coloridas sus tapas de forro araña.

Lo que no caben dudas, el libro tiene alma, ya no importa sea viejo, ajado o tenga alguna página suelta, bien ubicada en su lugar. Ya no importa si gusta o no. El libro tiene presencia por sí mismo. Guarda mucho de cada uno que lo ha leído. A veces su autor lo sabe, sabe quien lo apreció o quien no, a partir de su presentación en sociedad en alguna Feria del Libro cuyos lectores lo observan con voracidad…

El libro deja de tener dueño desde el mismo momento que alguien puso sus ojos en cada línea. Desde el mismo instante en que un lector tuvo la necesidad de terminarlo y se identificó con sus vivencias y personajes.

 

Un libro es la mejor compañía que una persona pueda tener.

Después de hacer el amor, de elegir una isla bonita para disfrutar del silencio junto a una mujer o un hombre que nos complementa, los pensamientos se hacen visibles a través de las bellas experiencias que nos proporciona un libro.

El libro es fiel testigo y forma parte de una realidad, esa que un ser humano vive en plena felicidad y quien no respeta el libro que se hemos elegido, pasará a ser alguien que no nos comprende y que no tiene la intención de hacernos felices…

Muchos escritores y lectores podrán decir cosas bellas sobre los libros.

Creo que el libro es un alma que se manifiesta en concreto cuando lo incorporamos y le damos vida, a partir de identificarnos con sus personajes y por instantes hacerlos nuestros.

Amamos los detalles que nos hicieron elegirlos, como el amor cuando ronda a los amantes y se instala definitivamente el ellos.

Amparo Estévez Saviza – Derechos Reservados de Autor

AMPARO.ES

Publicado en Música | Deja un comentario

Por qué será que parece…

Cuando una lágrima cae en el campo, de todo se adueña

¡Cuánto vuelo la enaltece, cuanta tierra la siembra!

Nace en un ala de águila, cae para ser buena

Huye del viento oportuno que la enlaza, la quiebra

Sabe regar con fuerza cada pedazo de hierba,

cada surco la eleva sin miedo a las tormentas

No la quieras encontrar porque ella, sólo es ella,

suspiro de las hadas que se esparce sin fronteras

está allí para que tú no la hieras, la sientas

es siembra de las brevas, de los verdes y la huella

¡Es porque tú la besas que se considera bella!

posada en los labios de la luna tempranera

Y no sabe reír porque nació para espuma

un mar menos o más calmo, tal como tú lo quieras

en su tan fuerte oleaje para que no la puedas

orillas de buen fruto y quimeras pasajeras

Ella también te besa cuando a sus labios le tientas

porque es corazón de mujer todo cuanto esperas

por tocarla desesperas, un jugo moja tu cara

como un hada, la llamas y la varita te ciega

 

“No sé porqué será que parece que ella te enamoró,

montada en brisa de otoño que en tu pecho recaló”

Amparo Estévez Saviza – Registro Reservado de Autor/2017

AMPARO.ES

 

Publicado en Música

SOY MI PASADO-SOY MI DESPUÉS

Gracias ABEL PINTOS y feliz cumpleaños

SOY MI PASADO-SOY MI DESPUÉS

 

Soy mi pasado porque llevo en mi resonancia el cúmulo de las tormentas y las brisas que el prófugo RAYO DE LUZ de la vida, que acunó mi bienvenida, es, fue y será consuelo y desconsuelo, combustible y sostén…

Digo prófugo porque el día en que mis ojos se abrieron al mundo, recibí una luz. Un fuerte rayo de luz que me encegueció. El rayo de luz de la vida, el cual me dijo que se iría manifestando de a poco pero no me dijo cómo.

Yo, un Ser inacabado, abrí mis bracitos y comencé a mamar. A recibir ternura. A ser atendido y mimado. A ser besado sin medida y sin tener que provocarlo. Caricias, amor, cuidados, una gloria…

 

Pero luego he estado buscando ese rayo de luz que me recibió para hacerle mil preguntas y no lo he podido encontrar aún. Está prófugo y cada vez que me parece verlo por ahí salgo a su encuentro, pero sólo es ilusión, se esconde indefectiblemente.

 

Somos Dos dice la canción, sí, miles de veces somos dos en el trayecto.

Cuando nacemos ese rayo y yo.

Cuando comenzamos a amar, mi madre y yo.

Cuando reímos alguna mueca de alguien y yo he provocado.

Cuando caminamos el suelo y yo.

Cuando nos caemos el ángel que me levanta y yo.

Cuando tenemos la primera pena, el corazón y yo.

Cuando descubrimos que somos un cuerpo, la sensación y yo…

O la imagen del rostro y el espejo. Siempre somos dos y nuestra circunstancia.

Siempre somos dos… Por eso cuando encontramos el amor junto a otro ser, somos dos

buscando el primer abrazo, el primer beso, el primer contacto, el primer atisbo de felicidad completa y pura. Realidad que no queremos perdernos y necesitamos complementarnos, fundirnos y sentirnos uno.

 

SOY MI DESPUES porque doy por hecho que no voy a morir pronto y siempre espero.

Camino, me caigo y me levanto y de tanto en tanto miro hacia arriba buscando mi Rayo de luz.

Soy después porque encaro el futuro acumulando defensas. Débiles defensas que muchas veces me ganan y descubro que no son útiles para nada.

Se convierten en quimeras y el llanto las alivia.

Guardo sonrisas para usarlas naturalmente, pero a veces debo gestionar conmigo un pensamiento bonito que las provoque. Un pensamiento que seguramente guardé atesorándolo para ese instante.

 

SÍ, soy mi Pasado y mi Después, por muchos de motivos que darían para mil escritos…

 

El tema es el hoy: confluencia de ambos. Tal vez por eso vivimos mirando el cielo buscando el rayo y haciendo proyectos esperando que el camino se presente muy largo, flanqueado por campos repletos de flores, pero con la banquina ancha que nos permita componer las malas maniobras a tiempo.

 

Creo que el rayo volverá a nosotros cuando “Veamos la luz al final del túnel”

 

Amparo Estévez Saviza – Derechos Reservados de Autor/2017

 

AMPARO.ES

Publicado en Música

ESE TONTO CORAZÓN…

 

Absurdo es pensar…

 

Amar y soñar

Amar y esperar

Amar y abandonar

 

Retener y temer

Pertenecer y fenecer

Perdonar sin saber

 

Sentir y sufrir

amar y morir

Llorar y vivir

 

Absurdo es esperar

que la sombra hable

tocando tu hombro

en medio de la calle

 

Absurdo es soñar

que somos estables

y caer del globo

sin que nada pase

 

Absurdo es cantar

sin tener la letra

tonto  gemido

pesando la espera

 

Absurdo es pensar

sabiéndolo todo

que la esperanza

promete poco

suturar la herida

sin sentirse tonto

Enamorar al mundo

sintiéndose loco…

¡Pobres corazones bobos!

Que parten el alma y reparten los trozos…

Amparo Estévez Saviza – Derechos Reservados de Autor/2017

AMPARO.ES

 

 

 

 

 

 

Publicado en Música

AYER CUMPLÍ AÑOS…

 

Cada cumpleaños nos remonta a una vida de proyectos cumplidos. Una vida de cosecha  dejando de lado los fracasos. Los fracasos fueron de errores y de destino. Si uno ha actuado conforme a las mejores intenciones los errores cometidos pasan a ser algo que nos detuvo en el camino pero que luego al retomar la marcha nos proveemos del combustible necesario para no volver a reiterarlos más adelante y el destino es una fuerza interna que nos lleva a trepar esa montaña que aunque muy difícil nos obliga, sin dudar, a visualizar el pico y querer escalar sin miedo.

Ambas cuestiones están en nuestro andar por la vida pero por suerte no caminamos solos. Aquellas personas que van a nuestro lado no por casualidad, están allí.

Por bien o por mal son decisivas en cada paso que damos. Nunca olvidemos que están por una mutua elección en la mayoría de los casos y por ende somos responsables de esa comunicación.

Algunas veces no tenemos palabras para agradecer a la vida haberlas encontrado y en otras no tan felices, tenemos que agotar la explicación íntima de las razones de su existencia. Lo positivo está en cada acción y motivo que nos mueve, entonces para qué recurrir a lo negativo de nuestros pensamientos. Buscando lo bueno a veces hallamos maravillas entre las piedras. Todo aquello que nos haga mal no ha sido sin dudas creado para nosotros, por lo tanto agotemos los recursos con que contamos y hagamos la sencilla elección de amar, de tolerar, de elegir conforme a la necesidad de ser felices, sin lastimar, con la sola convicción de sabernos de paso en este mundo y con el derecho de obrar conforme a nosotros mismos.

Solemos echarle al corazón un sin fin de culpas y nos sentimos manipulados por él.

Sin embargo es necesario entender que aquello que no derive de una mutua elección tropezará mil veces, nos hará sufrir  y si hemos puesto todas nuestras fichas a un amor, aunque no nos guste, debemos convertirlo en recuerdo. En el recuerdo más bonito tal vez. Nunca renunciar a un amor con odio. Al contrario, saber que hemos sido capaces de elegir a alguien y ello significa que ese alguien tuvo todo aquello que amamos en los demás y nunca debemos odiar lo que hemos elegido y amado un día.

Cada cumpleaños es la suma de experiencia y es bueno incorporarla como un tesoro que nos pertenece, nos acompaña y nos prodiga felicidad si hemos sabido reaccionar a tiempo para amarnos como seres que entienden que estamos en este mundo por una razón, por una misión, por un objetivo sublime al que no debemos manchar ni con el pensamiento…

Amparo Estevez Saviza18274695_1913640148870920_2032403061581611744_n

Gracias por los saluditos!!!

AMPARO.ES

Publicado en Música

JOVEN MUJER ENAMORADA

REFLEXIONES

Para mis nietas…

Alguien una vez dijo: no me ames porque voy a hacerte sufrir…

Y en ese momento respondí:

-¿Cómo el amor puede hacerte sufrir si lo das y no esperas nada de regreso? Lo que sucede que siempre esperas…

Amar es dar más allá de nosotros mismos. No se puede medir. No se puede regatear. No se puede negar…

Por eso no hace falta que te dediques a investigarlo. Si no lo ves, no existe…

Si lo aceptas a cambio de tu negación a ver la realidad, estás estafando a tus sentimientos.

Si esos sentimientos no son muy firmes, nada pierdes. Pero si estás amando a alguien con verdad y profundidad, no debe “importarte” que no responda igual; a ti te ha pasado la cosa más bonita del mundo, te has enamorado…y el motivo de tu plenitud  lo ha hecho posible…

Que no te importe, pues se lo ha perdido. Sólo que entra en tu libro interno Guiness para quedarse, ubícalo allí para siempre.

Otro amor puede venir y no será igual, pero en la diferencia notarás que no ha cambiado tu esencia. Que eres la misma que sabe amar de verdad y con algo de experiencia tal vez puedas vivir amando, dando sentido a tu vida.

El día que le muestres a alguien  la foto de tu diario personal interno, dí:

-éste era un amor con futuro, pero no fue, guardo el recuerdo más bonito… Y seguidamente muestras la foto y tal vez hasta puedas besarla con una sonrisa.

Pero no es sencillo verlo así. Todos esperamos que se nos devuelva la caricia, el beso, la mirada, la ternura y también la palabra…

Tarde se cae en la cuenta que esto no siempre se da…y cuando pasa, por lo general, no coordinan los tiempos. No se recibe AMOR en la misma medida.

No se ve CON LOS OJOS DEL ALMA, es decir, ver en el amor es sentir que el otro tiembla al verte. Que no lo inventa porque la piel, tu piel, también se eriza, se refleja, se da.

Existen muchos motivos para que un amor no se manifieste en forma simbiótica.

Una razón puede darse en la maduración evolutiva del otro. Cuando Tú estás de venida, él recién va o más bien aterriza.

No existen posibilidades de encuentro entre dos que viven en mundos diferentes. Y no pienses que lo vas a cambiar. Todos somos libres y nadie cambia a quien…

Que una personalidad cambie puede darse a partir de experimentar una relación perfecta entre dos. Pero no lo buscas, llega de dentro hacia fuera, se establece por sí misma y ya no se va.

“Hoy te he visto pasar acompañado”

No es esa la única razón por la que debes estar alerta. Debes sopesar todo antes de pensar mal y romper una relación…

Piensa: ¿estaba feliz?  O simplemente juzgas a partir de pareceres.

Evalúa: ¿la visita a diario?

Observa si esconde su supuesta amistad.

Si tú estás preocupada por lo que observaste, seguramente él te ha dado ya muestras de desapego…no te engañes. Mira tu actitud…

Debes pensar en ti. Piensa en ti, en que has llegado a esas instancias por tu culpa, no la de él. Él no hace más que comportarse como lo que es: un masculino que por el momento sólo piensa en su disfrute. Claro que no es general. A veces existe un buena intención pero que no evita la circunstancia de dar rienda suelta a tu seducción…

Por lo tanto ama sin esperar milagros. Cuando estos lleguen sentirás una gran alegría, un goce que no se compara con nada. Y es tuyo ese sentimiento, compartido y visible.

Si te enamoras no tiene caso que lo medites mucho. No confundas los sentimientos, espera que la vida te confirme que sí lo estás. No te dejes embarullar con palabras bonitas en labios que ya las dijeron muchas veces. Debes evaluar si las sientes, si te llegan, si la realidad las hace ciertas. No apures el paso. Él debe esperarte si de verdad le importas.

Piensa en que eres mujer. En que te mereces lo mejor de la vida, pero que debes trabajar  mucho para llegar a vivir el amor que te mereces, sin tristes desilusiones. Con la fuerza que te da el sentirte una mujer completa. Madre en algún momento, quizá. No te regales. Ya debes pensarlo de antemano para no dejarte llevar por la conquista y sus múltiples facetas.

Es preferible no besar a sentir que lo haces por experimentar. El beso nace solo y si lo sientes como un trámite, no es un beso…

Él tiene características propias que lo hace ser macho para perpetuar la especie. Piensa que si te sientes una más, eres poco o nada, algo útil para sus apetencias, que nada tienen que ver contigo.

Ser MUJER es un atributo especial de la naturaleza y como en todas las especies Dios hizo al masculino con virtudes de enamoramiento y a ti te hizo incrédula o cándida para ceder a los requerimientos y palabras seductoras…

En medio de estas afirmaciones hay un mundo de motivaciones ciertas y mentirosas; hay sexos que se buscan de otra manera, hay amores inexplicables, hay personas que no pueden amar por ser posesivas, celosas, desconfiadas, avasallantes, sin entenderse a sí mismos ni a los demás…

Pero aquí lo que importa eres Tú Mujer, un ser único que presta su corazón para equilibrar el mundo. Cuídalo. Ámate y ama en la medida que tu sentido común y tu intuición te señalen la senda por la que caminarás segura.

Aporta consuelo, cariño. Bondad y tolerancia. Toma la misión que te otorga la vida con inteligencia y no desoigas las advertencias de tu corazón.

Recuerda que no todos los hombres son iguales, sólo transita con paso seguro y desalienta todo aquello que te lastime o te lleve por caminos dificultosos que no estás segura de poder afrontar…

Todo aquello que te inhiba de ser quien eres no es bueno.

Hombres buenos y mujeres buenas hacen del mundo un vergel.

Está en cada uno cultivar su propio suelo con la pala de la siembra, el agua del llanto, la semilla de la esperanza y en el alma, puesta la visión de la eternidad, que sin futuro nada se cosecha…

Nunca olvides que la rosa florece porque alguien la cuida con amor, y al observar como caen sus pétalos con el tiempo, vislumbra tu propia vida, ASÍ DE RÁPIDO PASA, no hay tiempo para llorar ni buscar desesperadamente lo perdido. Lo importante es vivir feliz y que esa felicidad te la hayas prodigado tú misma…

Amparo Estevez Saviza – Derechos Reservados de Autor/ 10/04/2017

AMPARO.ES

Publicado en Música

SANDRO “EL GITANO”

Origen: SANDRO “EL GITANO”

Publicado en Música

EL EQUILIBRIO ES GRIS

 

 

Reflexiones

EL EQUILIBRIO ES GRIS

 

A veces me veo e imagino que me deslizo por la vida en patineta…

Una vez me preguntaron por qué uso tantos puntos suspensivos en mis escritos.

Aparte de estar mal ubicados en mi imperfecta escritura, lo hago porque la existencia está plagada de puntos en una interminable sucesión infinita que debe terminar en algún momento, pero como ya hemos fenecido nunca lo sabemos…

 

Cuando marcho por los caminos tengo la incógnita de saber cuál senda me va a tocar, porque aunque no lo queremos reconocer, una mano invisible nos lleva indefectiblemente de las narices, casi sin darnos cuenta…

 

Y me encuentro con tres sendas bien delineadas: una es la Blanca y está a la derecha, pertenece a la alegría; no es muy larga y se manifiesta en bondades…

 

La de la izquierda es Negra y está ahí amenazante para darnos tristeza y malos momentos…

 

En cambio la del medio es Gris. Un suave gris claro que trata de devolvernos el equilibrio perdido con el riesgo de saltar a los costados y desorientarnos.

 

E l equilibrio es Gris y ¡cuánto cuesta mantenerse en él! Este estado tiene un enemigo que late muy fuerte y es caprichoso cuando se empecina y se llama Corazón.

 

Cuando el Corazón y el Equilibrio se enfrentan, de inmediato ambos se  baten a duelo en un lugar neutral que se llama Puente y que al ganar uno u otro no deben volver sobre sus pasos. El puente a su vez tiene dos barandas, la del Sí y la del No. Si alguien toma las dos al mismo tiempo el desequilibrio se produce de inmediato. Sí y No son antagonistas y el corazón enamorado permanecerá en la senda negra de la tristeza, con breves momentos de bienestar si opta por el no…

 

Podríamos decir que siempre gana el Corazón… Depende: El corazón resuelve a su manera. Hay que serle muy fiel para seguir su mandato y permanecer.

 

Si en cambio gana la Razón todo parece estar bien para la mayoría de los humanos…pero: el corazón y la razón vuelven a instalarse en senda Gris libres de culpas:  se miran de reojo sin estar seguros de haber obrado convenientemente.

 

Desde ese día todo el mundo aplaude a la Razón y el Corazón llora en sus internos desconsolado.

Si este estado se prolonga, no cuesta mucho observar que el Corazón vive en la senda Negra y ahí Ustedes saben lo que pasa: nunca más se recupera el corazón de su tristeza si es la senda Negra su trayecto habitual.

Se puede disfrazar de nostalgia y caer en la senda blanca de vez en cuando, pero cuando el Payaso larga su carcajada, todos saben que lleva un drama en su corazón…

Amparo Estévez Saviza

AMPARO.ES

********************************************************

Letra de la canción de Marcos Vidal

PAYASO

Cortometraje de la historia que cuenta esta canción, aquí está la letra:

Era capaz de hacer a un niño reír sin parar,
tenía ocurrencias tan geniales, solo él era capaz.
La cara pintada de colores y en la mano un violín,
que sonaba más o menos pero hacía reír.
Y el caso es que en el fondo era un infeliz,
le parecía ridículo pintarse la nariz,
lucía mucho más un salto mortal
y él quería ser equilibrista
y oír sobre la pista ovaciones
en vez de tanto reír.

Nunca supo asumir su posición, sin darse cuenta
que hacía feliz a tantos en su papel de cenicienta.
Que si un día faltase en el circo llegaría a su fin
que nunca sería el mismo sin su violín.
Pero él seguía empeñado en ser infeliz,
se veía tan ridículo pintada la nariz,
soñaba todavía con el trapecio,
pretendía ser equilibrista
y oír sobre la pista ovaciones
en vez de tanto reír.

Fue una mañana blanca, invernal, tras el ensayo,
no pudo resistirlo mas, se subió en el travesaño,
y al verse en la altura
sintió subirle el vértigo hasta la nuez,
y no habían puesto mallas la ultima vez…
apenas sintió nada cuando cayó,
el domador, que regresaba, fue el primero que le vió.
Logro salvar la vida y un mes más tarde le dijeron:
“Todo ha terminado, el circo ha cerrado,
ya no venían niños a la función.”

Hoy vive retirado en algún lugar, en las afueras,
pegado día y noche a su silla de ruedas,
parece que ha terminado aceptándose por fin,
que incluso algunas veces toca el violín.
Diez niños le visitan y le hacen feliz,
cuando les ve llegar a lo lejos, se pinta la nariz.
Y cuando alguno se burla con desprecio, él contesta:
“Sería un miserable, sería yo el culpable,
si no cumpliese la misión que recibí.
Porque aunque fui un fracaso,
soy de profesión payaso,
no me juzgues mal, Dios me hizo así”.

Marcos Vidal
El Payaso
Album: Nada especial

Publicado en Música

HOY ME DIO POR EXTRAÑAR

 

 

EXTRAÑAR…

 

Bien no sé qué es lo que extraño, pero un desaliento que no se anima a ser humor se desplaza por mis adentros sin pedir permiso.

 

Existen momentos y momentos. No todos son iguales. Algunos por la misma razón a veces ríen y otros por igual circunstancia se deslizan por las venas y forman un torrente de vino blanco que se convierte en tinto, y obnubila, sangra el corazón, y no pensamos en otra cosa que no sea dormir…mucho, para olvidar ese momento.

 

A pesar que mis letras se funden en las palabras, aún no he descubierto qué es lo que extraño.

Tal vez sea una razón escondida que aún no me he preguntado y permanece allí, violenta para salir, pero que al mismo tiempo convierto en brisa aunque llegue con tormenta. Y logro olvidar…

 

-Casi seguro que cuando apoye mi cabeza en la almohada lo sabré, pienso…

 

Pero allí es donde me envuelve la magia y las palabras, la realidad, las imágenes se me hacen difusas o antojadizas…

-Será que no tengo motivos? Y un fantasma concreto de mi cuerpo, con sus misterios, me lleva a sentir tristeza?

 

Una vez escuché a un cardiólogo que le preguntaba a su paciente, respecto de un malestar en el pecho -¿Ayer tuvo ganas de llorar?

Y parece que sí, que hay enfermedades corporales en donde los órganos internos nos alertan o nos modifican el humor.

A pesar de ello creo que hay enfermedades del alma que se hacen oír en el cuerpo y sobrepasan las mejores intenciones de soslayarlas.

 

Puede ser algo que falte o bien algo que sobre. Algo que falte como un amor que no tenemos o algo que sobre como un amor al que no correspondemos…

De una u otra forma los seres humanos somos complicados. Queremos saberlo todo…

 

Puede ser que las respuestas a las inquietudes lleguen cuando menos te lo esperas, pero no existe paciencia capaz de esperar si se trata de nosotros mismos.

 

Por eso creo que hacernos amigos y confidentes de nosotros y nuestros internos es una tarea como mínimo, difícil…

 

Escuchar a los otros nos retrotrae a planteamientos diversos que si no somos sinceros, si no buscamos momentos de paz para meditar, jamás lograremos descifrar.

 

Cuando pasa, trato de pensar: – qué hice hoy-con quién me encontré- qué hablé-qué me aconsejaron-qué ausencias sentí-qué beso no dí-que mano no estreché-qué dije que pudiese haber molestado-qué hice con aquello que me contrarió-qué palabras no dije a pesar de sentirlas profundamente…

Pueden haberme pasado todas al mismo tiempo o solo, o con suerte,  alguna de ellas.

 

Humildemente pienso que extrañamos lo que creemos nos falta, lo que sentimos como propio y no vislumbramos como posible y nos olvidamos que nada es nuestro ¡A duras penas los pensamientos!

Los pensamientos engañan y se divierten con nosotros y nos hacen creer unas verdades que no son tales. Sólo son ciertas aquellas que nos revela el corazón y que nos hace buenos. “Bueno” es amar sin querer poseer. Perdonar porque el corazón lo manda y el olvido nos ayuda.

La intuición es nuestra mejor aliada, ella siempre nos revela la verdad, nos aclara los senderos y cuando estrechamos la mano de un amigo sabemos que ciertamente lo es. Y eso nos da seguridad. Al menos vemos una luz en el camino que nadie puede compartir y que nos transporta hacia dentro haciendo que nos conectemos, que nos vayamos conociendo, que corrijamos el rumbo, que cuando los ojos se fijen en una posibilidad, tengamos el timón preparado para no errar, para salir al mar pese a las inmensas olas que nos enfrentan furiosas…

 

Para eso nos queda la actitud, que aflora cuando comprendemos a qué atenernos y no nos sembramos de angustias.

 

Después de escribir lo que mi pluma me dice creo que uno se siente extrañando aquello que desea caprichosamente, sin sopesar idas y venidas. Sin evaluar lo mucho de maravilla que se tiene y lo mucho de incógnitas que aún están para develarse.

 

No sé quienes pensarán como yo, pero esto que no es conformismo sino etapas que se van conjugando en todos los tiempos verbales de nuestra vida, nos enseña que ella es alucinante y maravillosa y cada paso que se escribe en la huella obedece a una bonita confabulación entre el humor, el deseo, la libertad etc. y los resultados, que aunque a veces no nos gusten no dejan de ser nuestra impensada obra.

 

No quiero decir que el amor sea capricho. Sí, lo es cuando responde solo a conformar un triunfo del deseo por sobre el mandato de los internos que no mienten.

 

El amor se extraña cuando alguien ha formado parte de esa construcción interior que no sabemos separar de nuestra vida porque algo desconocido no nos permite verlo como algo externo. Por eso duele tanto en cada momento en dónde creemos necesitar su apoyo para definirnos o definir alguna circunstancia. Por esa razón cuando es correspondido en forma simbiótica, es la plenitud de los sentidos, de la vida, de cualquier circunstancia que ya no asusta, de caminar con un alma que se aviene a la nuestra.

Por eso extrañar es no estar seguro del otro. Como si quisiéramos tenerlo bajo vigilancia para que no se escape.

Claro que en algún momento del día, ante la urgencia de hechos que nos suceden a menudo, sentimos la necesidad del abrazo, del beso, de la mano apretando la nuestra.

 

Entonces tratemos de no extrañar a nadie ni a nada, porque cada bondad que se nos ha prodigado estará siempre ahí, latente y bien cuidada; si sabemos hacerlo a partir de formarnos una personalidad íntegra que se cuida para cuidar. Que se cuida para amar. Que se cuida para no errar tanto. Que se cuida también para vivir y dejar vivir. Para

Amar y dejarse amar.

Para sonreír cuando descubres tus debilidades, tus modos factibles de cambio, tus urgencias, que no son tales porque cuentas contigo y siembras PAZ a tu alrededor.

Dice la canción “LA PUCHA CON EL HOMBRE” (Que sólo es él… ) y lo es en tanto y en cuanto considere que los demás son él mismo, con sus mismas premuras, deseos, ambiciones, problemas, necesidades, urgencias, risas y llantos…y esté dispuesto a transitar el camino respetando, compartiendo, auxiliando en todo, dando apoyo, superando diferencias etc, a sabiendas que cuando hace bien se lo hace a sí mismo.

Ser feliz es estar consciente que el corazón late para darle sentido a una realidad y es en ese acto que no deseamos modificar, lo que nos dignifica y nos alienta a compartir cada paso que damos en la vida. Se lo deseo a todos y gracias por leerme…

Amparo Estevez Saviza/2014

Derechos Reservados de Autor

 

AMPARO.ES

Publicado en Música