DANZA DE LAS FLORES

REFLEXIONES PERSONALES

La naturaleza nos hace acordar cada día que sus maravillas están siempre presentes para quienes quieren verlas.

No todos vemos las maravillas de la vida. A veces es necesario que nos pasen cosas

de una magnífica significación para que nos manifestemos en connotaciones del alma, con emocionados sentimientos de sabernos pertenecientes a ella.

En el rostro más avejentado, surcado de arrugas, con ojos vivaces del espíritu que se hace presente en la mirada, hay un secreto bellamente guardado. Hay un ser infinito que cumple su misión en la vida. Que se pasea en medio de un ambiente de piedras preciosas que no sonn posibles de saltar ni de ignorar. Que fueron haciendo el camino más difícil pero comprensible. Ver las dificultades como piedras preciosas dice de una persona que camina segura, que usa su inteligencia para prodigarse y prodigar el bien.

Así como las flores van abriéndose al mundo y a su medio natural, también el hombre crece, evoluciona, lucha buscando el sol, la lluvia  y la luna. Pisa la hierba que Dios regala a sus pies y busca sombra a sus pesares debajo de un árbol que va envejeciendo junto a él.

La naturaleza trae sus semillas con ayuda del viento y un día cumple su objetivo, se convirtió en un magnífico testigo de lo malo y lo bueno. Al igual que el hombre un día cumplire su ciclo y deberá desaparecer, pero allí deja sus nuevas semillas y la naturaleza se renueva, y el mundo sigue girando y estableciendo su equilibrio…

Está en cada uno entender que somos parte de la naturaleza, que pertenecemos a ella, que estamos inmersos en sus bienes, dones y riqueza propios de la vida que es ella misma.

Que el espíritu es energía que emana del mismo milagro que nos crea y recrea, no sabemos a dónde va, pero sabemos que somos inquilinos de una casa magnífica y hay que entender que si la destruimos moriremos con ella…

*********************************************AMPARO E.S 02-10-2015

DERECHOS RESERVADOS DE AUTOR/2015

Publicado en Sin categoría

NO IMPORTA…

 

 

SI TÚ ME AMAS

 

No importa si no me los dices

No importa si tienes miedo

No importa si te encuentras perdido

No importa si lloras por dentro

No importa si sientes nostalgia

No importa si me niegas

 

No importa si no sabes el camino

No importa cuánto tiempo pase

No importa, nada importa

Porque estás conmigo…

 

Importa sentirlo

Importa haberlo vivido

No importa no tenga sentido

Porque estoy contigo…

Amparo Estévez Saviza – 22/08/2016

Publicado en Música | Deja un comentario

¡Quién eres desde hoy…dime!

 

 

QUIÉN ERES DESDE HOY…

/despedida de una esposa

 

ERES UN ÁRBOL VETUSTO

/y sueño

 

Lleno de sabia para mí.

Tus ramas me abrazan llenas de deseos de amor.

Yo mujer te veo como a un niño y te amo…

Pero un día alzas la mirada y desafías mis ojos

Veo sombra en ellos y el adiós que luego llega,

es la coronación del miedo, de impotencia…

El huracán que arrasa, ya nada vale la pena

 

 

Y actúas como un león herido, maltratas o huyes.

Tus garras se muestran de manera diferente

de aquellas que traían el pan a la casa…

Tu ego no sabe jugar al reloj, ese sí,

ese que tiene su momento marcador,

su decaimiento en medio de alarmas,

y su ciclo de desbastar sin control…

 

Pero tu garra toma los remos…

esos remos que deberían salvarnos.

La barca se hunde y con ella los sueños.

Sabes nadar porque has encontrado lo eterno,

y me abandonas en la barca repleta de peso…

sabiendo que se hunde indefectiblemente,

te llevas clavada la instancia y los besos

 

Si el amor se va, no hay que retenerlo…

Tan solo mírame como antes lo has hecho

con ternura de ex amante, pero fiero

Fiero para demostrar que eras sincero

Que la muerte de las cosas

se entienden aceptando el duelo

 

Y nosotros… nosotros  matando al tiempo.

ALONDRA VALEY

20/08/2016

Derechos Reservados de Autor

 

AMPARO.ES

 

Publicado en Música | Deja un comentario

ÉRASE UNA VEZ UNA ORUGA

 

 

Érase una oruga…

Todos podrán adivinar su destino menos ella misma.

Cuando un niño la encuentra en una hoja, la llama lombriz de muchas patas.

Si la encuentra un adulto es seguro que debe saber que ella es una simple oruga,

habita el universo y la hoja. Eso es importante, que camina por su hoja y se alimenta.

 

Pero ella transita como si nada pasara. Solo la vida sabe de su potencial…

Ella cree, que seria lo más probable que su vida continuara al igual que otras orugas que empieza a conocer. Lo que no sabe es que a ella le puede pasar lo mismo…Que un bendito día se encuentra encerrada sin saber porqué. Cada unos de sus días siempre es una continua lucha.

¿Eso lo sabe? Sabe del viento que la hamaca, a veces despiadadamente, y que más de una vez suele morder sus flancos.

En esa etapa ella sabe que solamente debe seguir su instinto /intuición/que día tras día los acontecimientos le indican que algo va cambiando.

 

 

“La mujer se parece a la oruga, se lanza a la vida con la fuerza de su energía y cree que solo con eso bastará”

 

 

Pero, si bien la oruga piensa que todo estaría ya planificado…no conoce a esa edad los imposibles, ni las pérdidas, ni los riesgos. A la edad de la oruga se tienen solo bellos instantes, se empieza a caminar siguiendo la huella y buscando a otras orugas en el camino. El tema que algunas ya son mariposas o están aún dentro de su capullo o crisálida y ella comienza a preguntarse por qué…Y en medio de sus especulaciones se inquieta. Y comienza a elegir las oportunidades, a veces sin esperar su propia maduración.

 

 

“La mujer antepone los sentimientos y es una perfecta inventora de la vida. Ella coloca todo en un lugar que le sea benigno, que la incluya, que la sostenga, que le indique el camino y ciegamente se apresura a transitar. Algo le dice que no hay seguridad y que debe prepararse para luchar por lo que considera valioso para sí misma y para el entono”

 

 

Un día la oruga se encuentra encerrada. Entra en pánico. Hasta que entiende que su cárcel le va haciendo una ventanita y que un día sale de allí convertida en mariposa, tal lo ha comprobado ya en sus amigas, las otras orugas. Y comienza a planificar qué hace si sale al mundo…

 

 

“La mujer un día sale al mundo, cuando entiende que ya está lista. Cuando su bagaje de posibles e imposibles ha sido evaluado. Si sus potenciales alas no han sido rotas desde adentro, su vuelo se ve magnífico, lleno de sueños, proyectos e ilusiones”

 

 

Todos sabemos los imponderables que pueden atacar a las mariposas. Serán admiradas unas. Otras tan amadas que serán encerradas en un cofre oscuro para atesorarlas; otras pinchadas en medio y clavadas en un muestrario de insectos para luego, con una lupa mostrar sus ojos desesperados, o bien que el viento las transporte lejos, tan lejos que caerán sin haber conocido el lugar ni el día de su muerte.

Ellas tienen un enemigo, su belleza. Su belleza atrae. Su belleza es muy poco comprendida. Su trabajo devaluado.

De pronto la mariposa comprende que debe alertar a su descendencia de esto. Sin embargo sus oruguitas desarrollarán sus lentas marchas tal cual ella lo hizo.

 

 

“Un día la mujer despierta diferente. Comienza a entender que el otoño se acerca y si ha salido salva de su suerte, tal vez puede intentar esa vida que ahora comprende y valora. Tal vez pueda encontrar su jardín y al posar su mirada en una bella rosa pueda instalarse en ella, esconderse bajo su pétalos cuando viene la lluvia, salir al sol y sin darse por enterada morir en medio del amor, casi sin darse cuenta”

Amparo Estévez Saviza – Derechos Reservados de Autor – 20/08/2016

 

AMPARO.ES

 

Letra de la canción de SILVIO RODRIGUEZ

Eras como esos días en que eres la vida
y todo lo que tocas se hace primavera.
Ay, mariposa, tú eres el alma
de los guerreros que aman y cantan,
y eres el nuevo ser que se asoma por mi garganta

Que maneras más curiosas
de recordar tiene uno,
que maneras más curiosas:
hoy recuerdo mariposas
que ayer sólo fueron humo,
mariposas, mariposas
que emergieron de lo oscuro
bailarinas, silenciosas,

Tu tiempo es ahora una mariposa,
navecita blanca, delgada, nerviosa,
Siglos atrás inundaron un segundo
debajo del cielo, encima del mundo.

http://www.musica.com/letras.asp?letra=943818

Publicado en Música | Deja un comentario

MIRA NUESTRO MUNDO

 

 

 

 

COMPARTE MI MUNDO QUE ES NUESTRO SOLAZ

 

¿Quién dijo que debajo del sol hay mundos diferentes?

 

Tal vez realidades diferentes puedan ser comprendidas. Tal vez un día cualquiera entendamos que TÚ eres igual que Yo. Y juntos formemos el Nosotros…

 

Esta maravilla que es la vida se nos ha dado para, además de vivirla, comprenderla, aceptarla, compartirla y sopesarla desde el nosotros…elevarla al concepto de sublime.

 

Cuando nuestros ojos hayan verdaderamente “visto” a la naturaleza, recién nos será fácil entender que somos una ínfima parte de ella.

 

Así como las flores son un canto a la belleza, también hay personas que debajo de su piel albergan un alma que trasciende lo humano.

 

Cuántas veces nos hemos cruzado con una de ellas y no fuimos capaces de “mirarla”

 

Si es necesario primero conocer lo malo para después apreciar lo bueno ¿es que seremos tan básicos para no verlo?

 

Será que estamos ocupados en un porcentaje elevado de las cosas mundanas…

 

Será que estamos resueltos a sacar ventaja material de todo…

 

Será que hemos asociado la bondad como de flojos y pusilánimes…

 

Será que nos cerramos a las cuestiones del alma y se nos hace más fácil vivir

del talante desorganizado, propenso a justificarlo todo…

 

Será que no queremos luchar para ser mejores cada día…

 

Será que  aún no nos hemos leído íntimamente, que no nos animamos a que nos sea rebelada nuestra propia ignorancia…

 

Nadie nos ha pedido más que “observar” con sentido crítico, para adentro y fuera de cada uno.

 

Si entendiéramos el mundo tal cual se nos ha dotado, sería imposible cortar un árbol

así porque sí, quemar los campos, cambiar el curso del riego natural, azotar los sembrados con pesticidas venenosos, cazar por deporte, enjaular las bestias, enloquecer al hombre con acciones violentas como la guerra, contaminar las aguas y los suelos, entender que todo está allí por casualidad y somos los dueños absolutos…

 

Nunca seremos dueños de nada, así como vinimos a este mundo nos iremos.

 

La sonrisa, el dolor y los contratiempos de la vida van cambiando nuestra forma de mirarlo todo, sin embargo la verdad no está en el entorno, la verdad se manifiesta hasta en una simple hormiga que cruza nuestro patio. La verdad esta en las mirada mansa de nuestra mascota y en los ojos de los niños cuando demandan cariño. En las manos extendidas de una niñita que vende flores en el bar. En los callos de una madre que corta leña con el hacha para hacer fuego en su rancho. En los ojos de los viejos sabios que tocan tu alma con palabras. En el alumbramiento y el primer grito de vida. En la chimenea que intenta suplir el abrazo. En un plato de sopa caliente que cura el frío del hambriento. En la lluvia que riega y en el sol que entibia. En la sombra de un añejo árbol y en los frutos del manzano. En un padre que día tras día hace un trabajo rutinario que lo inhibe de gozar las cosas de la vida, y deja sus muchas horas allí en pos de su familia. ¡Hay tanto que es imposible enumerar!

 

Descubrir plenitud, belleza, paz en cuanto nos rodea es una tarea de cada segundo en que vivimos. A partir de proyectar la vida viendo al otro, a los animales, a la naturaleza con respeto, el camino será esperanzado y los días felices…

 

Cuando sintamos el goce pleno de estar viviendo un hecho fundamental que nos marca, estaremos situados en la vida, más allá de cuantas veces nos hayamos caído y levantado…

AMPARO ESTÉVEZ SAVIZA – Derechos Reservados de Autor – 11/08/2016

 

 

AMPARO.ES

Publicado en Música | Deja un comentario

AMOR INCONDICIONAL

 

 

AMOR INCONDICIONAL

 

Ser incondicional es algo que no se puede elegir- Nace dentro del alma y nada podemos hacer…

Es como una imposición que disfrutamos. Nada que se interponga puede con ella porque es tan nuestra que bendice cuánto hagamos.

 

La razón es apenas una sombra de la que nos mofamos…

 

¿Puede alguien intentar decirnos que perdemos el tiempo? Sí, lo hacen…

¿Puede alguien decirnos que no tenemos orgullo? Sí, lo hacen…

¿Puede alguien decirnos que hemos perdido la autoestima? Sí lo hacen…

¿Pueden decirnos que no tenemos orgullo? Sí, lo hacen

¿Pueden decirnos que nos caeremos de bruces? Sí, lo hacen, pero no los escuchamos…

 

Al sentir y vivir el amor incondicional hay acciones que se dan naturalmente como:

 

Amor: se siente verdadero y definitivo…

 

Comprensión: aceptación del otro en sus defectos y virtudes…

 

Respeto: Afirmar los conceptos propios del otro como dignos de ser escuchados…

 

Paciencia: para esperar los acontecimientos en base a sopesar las circunstancias sin

descartar la opinión del otro…

 

Laboriosidad : ejercer una tarea que puede resultar agotadora, esperando las coincidencias o bien la aceptación de mutuos acuerdos…

 

Humildad : para no regodearse en el fracaso y ayudar a la verdad que aflora, más allá de los egos…

 

Caridad: Para entender que el otro está en condiciones mínimas de desenvolverse, como la enfermedad…

 

Templanza: para soportar el fracaso y alentar el éxito, aunque en ello vaya la pérdida del amor

 

Sencillez : para entender que la felicidad está en aquello intangible que une a las personas, más allá de lo mundano…

 

 

EL AMOR INCONDICIONAL en la pareja posee características que creo, no se dan en ninguna otra relación humana. Y seríamos muy bendecidos si llegamos a sentirlo y a poder ponerlo en práctica algún día. Es más, me atrevo a decir que es la única manera de ser realmente felices.

 

Por eso es tan importante cuidar ese amor, cuando es mutuo, porque sentirlo por alguien no es ponderable, se vive y ya; solo es posible cuidarlo, compartirlo y sentirse elegido más allá de que pueda concretarse o no. La razón de incondicional en nuestras acciones de entrega, dignifica la vida y nos hace más humanos.

 

Sus defectos en cuanto a que uno de los dos no sintiese este amor incondicional, es parte del devenir de la existencia y nadie es culpable por eso.

De lo que sí, creo, se es culpable, entre otras cosas, empeñarse en no reconocer un error y continuar una relación a viento y marea, propinándose heridas que nunca sanan.

 

Quien deba vivir una situación de desigualdad, sufre mucho, porque debe acudir al auxilio sin respuestas, nefasto, pero no por eso menos cierto, de la  RESIGNACIÓN.

La ESPERANZA  de andar los nuevos caminos de una vida que se planifica y por ahí no garantiza la felicidad…

Amparo Estévez Saviza – Derechos Reservados de Autor- 09/08/2016

AMPARO.ES

 

 

 

Publicado en Música

Somos apenas un granito de arena…

 

 

SOMOS APENAS UN GRANO DE ARENA…

 

Si perdemos la visión de nuestra naturaleza, supongo, que además de sabernos una minúscula parte del universo, habremos perdido el poco tiempo que permaneceremos en él.

 

Es tan magnífica la visión de estos lugares que el espíritu se eleva,  el alma se solaza y nuestros cuerpos no son nada. Apenas un estuche con sus órganos que la ciencia aún no ha podido explorar en su afán de torcer la vida para que dure un poco más.

 

En medio del misterio que envuelve la existencia humana, estamos nosotros, simples y sencillos. El tema es que no todos aceptamos esa realidad.

 

Si fuésemos capaces de mirarnos mutuamente y hacia dentro, es posible que podamos maravillarnos de los dones que nos circundan.

 

No es necesario irnos tan lejos, basta con mirar un nacimiento, una rosa en su planta, un pájaro de bellos colores o un gorrión gris y casi ignorado, que se posa por las mañanas a comer cuanto encuentra en nuestros jardines o en la vereda de nuestras casas. Ese sol y esa luna, las estrellas, la lluvia y el viento-La fuerza del mar y el milagro del llanto y la palabra. La tibieza del abrazo y la pasión de los besos- La caricia tierna y la mirada de los niños…

 

Basta con conocer personas como la Madre Teresa. Como el Doctor Favaloro. Como tantos hombres y mujeres que han hecho el bien entendiendo el milagro de la vida.

 

Basta con desterrar exabruptos y sus hechos inevitables cuando de sembrar el mal se trata, avaricia, soberbia, odio, envidia,gula, lujuria, pereza, en fin, miles más que nos infectan las horas, los instantes, los países y las relaciones humanas.

 

Todos, cuando observamos lugares maravillosos de la tierra, decimos: ¿Cómo me gustaría estar ahí!

¿Cambiaría nuestra visión tan solo por vivir en directo tamaña postal verdadera?

Imagino que lo superficial ha avanzado demasiado y se han incrustado en la sociedad males y costumbres muy difíciles de erradicar…

 

Sin embargo bregando por la igualdad de posibilidades de todos los individuos de la tierra…Desterrando la riqueza para unos pocos, tal vez se lograría…

 

No estoy pensando en que una persona “solo una” puede erigirse en líder y hacerlo Todo. Nunca…

En el preciso momento en que aceptamos a un líder, estamos esperando que esa persona lo haga todo…

No es así, creo que todos somos responsables de todos,  y que en mayor grado de nuestra familia. De nuestro barrio, pueblo, aldea, tribu; de todos aquellos lugares en los cuales vivimos- nacemos, nos desarrollamos y morimos.

 

Son solo estos tres cortitos pasos /NACER-DESARROLLARNOS Y MORIR

En esas tres etapas se nos va la vida. Sencillamente, la más de las veces, sin haber intentado nada por cambiar las cosas.

Simplemente, tal vez, podamos empezar por el entorno. Así nuestro transitar por la tierra se convierta en un vergel de bondades, tal cual esos maravillosos paisajes y podamos sentir que nuestra vida es un bello regalo que podemos cuidar para vivir en felicidad.

Hacer sin esperar nada a cambio. Sólo sentir el placer interior de haber hecho lo suficiente e irnos con una sonrisa…

Amparo Estévez Saviza – Derechos Reservados de Autor – 07/08/2016

AMPARO.ES

 

Publicado en Música

VEINTE AÑOS DE CASADOS

 

 

VEINTE AÑOS DE CASADOS

 

Hace tiempo no encuentro la manera de decirte que ya no te espero.

No deseo sufrir con tus desplantes. No quiero que me busques y me
pidas lo ya no quiero darte.

No quiero sonreír tontamente cada vez que me dices una mentira.

 

No quiero recordar cuando decías ”mi muñeca” y hoy me dices “vinagre”

 

Recuerda ahora que tienes un nuevo amor, ella será tan muñeca como tú la hagas sentir y tan bruja como tú lo provoques…

El llanto de la decepción se hace carne en mí.
Lloro, lloro por los dos. No me miento…

Siempre te sentí pleno en mí y ahora estás lejos…

En cambio recibo una piel fría, unos besos que apenas rozan los míos, inventas la pasión, no la vives.

 

No sabes cómo justificar tus esquivos del aposento de mis entrañas…  Esperas que yo finalice el rito y me espías. Se nota el alivio en tu cara cuando abandonas el lecho.

No te encuentro cuando llego por las noches. Siempre hay un motivo que justifica tus salidas.

No quiero saber quién te da lo que yo no supe darte. Te perdono porque una vez fuiste todo para mí.

Lo he pensado bien. Es mejor dejarte libre para que seas el amante de otra que se cree irreemplazable.

No es necesario aclarar nada. Las actitudes lo han sabido decir todo. Trato de olvidarte…
No me es muy difícil. Todo es así de simple… No te guardo rencor. He ido madurando en caliente sobre los hechos y eso me permite verlos en su justa dimensión.
Me queda la experiencia triste de saber que no puedo retener a quién creía para siempre.

Mi ternura y mis caricias, que quieren ser de amante, pero sólo logran la puesta de una payasa que baila para ti.

Ahora sé que ya no puedes quedarte ni yo quedarme…

No voy a decirte que seguiremos amigos porque no es verdad. Los amigos lo son para siempre y nosotros ya llegamos al final del camino…

 

 

Y cuando me recuerdes, piensa:

 

En tus secretos que solo yo conozco…

 

En algunos de tus gustos preferidos que toda mujer cree exclusivos…

 

En aquellos momentos de crisis que yo sé como calmar…

 

En las noches desveladas en dónde hablamos mucho, nos entendíamos

y eran bellas las reconciliaciones…

 

En lo cotidiano de saber tus gustos de comidas y la cantidad de azúcar en el café…

 

En las alertas que ambos nos hemos prodigado ante los pasos equivocados del otro…

 

En compartir sueños y vicisitudes…

 

En llorar juntos cuando se fueron yendo nuestros hijos…

 

En buscar mil caminos para lograr la sexualidad plena…

 

En conocer mis lugares especiales…

 

El habernos amado en los defectos y alentarnos en los proyectos.

 

Tal vez fueron pocos los abrazos elocuentes, demostrativos, melosos,

 

pero amarse es vivir, interesarse, estar pendiente, sostenerse,

 

luchar juntos en medio de las dificultades, haciendo más liviana la carga.

 

 

Deseo lo mejor para TI.

 

Todo esto, más, que hayas encontrado al fin el amor de tu vida.

 

Ese que llega inesperadamente y trae consigo todo esto, pero con un agregado:

 

“Magia”, esa que tal vez yo no supe darte; lo cual no significa que el

 

nuestro no haya sido “un buen Amor”

AMPARO ESTÉVEZ SAVIZA

AMPARO.ES – Derechos Reservados de Autor – 05/08/2016

 

 

Publicado en Música

UN GRANDE que nos lleva a pensar…

 

 

Escuchar estas bellas palabras hace que casi no sea necesario agregar nada.

 

En este momento se me ocurre pensar que los mensajes no siempre llegan a quienes los entienden, los valoran y por ende hace que sean posibles de escuchar con el corazón y reflexionar.

 

Estoy orgullosa que una mujer como Eva Duarte haya pasado por la vida de este pueblo maravilloso, que mezcla las razas, los corazones y genera las improntas que luego lo hacen grande.

 

Así como un adolescente vive intensamente las circunstancias y los sueños, cada pueblo nace, crece y va madurando.

 

Y se madura a través de caídas y golpes, a través del descubrimiento, a través del amor y el odio, la guerra y la paz, la ternura y la indiferencia; por eso siempre existe la esperanza.

 

La esperanza nos obliga a levantarnos cuántas veces caemos.

A ver la luz más allá de las sombras.

A sentir con la ingenuidad de los santos, la candidez de los niños y la inteligencia de los hombres.

 

A obrar conforme a la conciencia, la que no le ha sido arrebatada al caminante que tiene un destino seguro, porque las fuerzas de sus convicciones lo guían.

 

Pero hay escabullido entre los árboles, a orillas del sendero, algo más que verde, que día y noche.

Más que aves con sus trinos, más que una luna que a pesar de lo frondoso, trata de hacerse ver…Un sol que resplandece.

 

Hay un animal que no tiene una forma determinada, que se disfraza según la ocasión. Sonríe como las hienas, ruge para dar miedo, y se lanza sobre su presa en el momento menos pensado.

 

Ese animal se alimenta de su propia sangre infectada de odio, de ego maldito, de avaricia sin fin, de orgullo por poseer solo una habilidad: engullirse al desprevenido…

 

Los ñandúes disparan a campo traviesa, pero en algún momento se convierten en refugiados y tal cual los guanacos van a pedir comida a orillas del alambrado.

 

El hambre llora en las panzas y el mundo sigue girando…

 

El tema es que estar desprevenido no es difícil si pensamos que la maldad se traga a la bondad, con mucha facilidad.

La bondad es una gacela que se yergue sobre su hermosura, que camina confiada, que es susceptible al miedo porque no ha practicado la maldad y no sabe los vericuetos que se le presentan, disfrazados de bonitos cuentos de hadas; que le inhibe la autoestima para dominar, que le pone las trampas para atraparla…¡Qué siempre el disparo la alcanza!

 

¿Qué hace que se pierda el miedo?

No sólo entender que se debe ser prevenido.

Que la intuición ayuda con el conocimiento, arma que el hombre tiene la obligación de prodigarse.

 

LAS POLÍTICAS del mundo han hecho de la pradera un infierno cuyos habitantes son las gacelas pastando y la ha rodeado de franco tiradores, sonidos de palabras bonitas, de testimonio falsos, de pregones que reinan en los medios de comunicación, de falsos oradores que se inventan y reinventan para proferir engaño.

De corrientes de viento huracanado que se presentan y se van a medida que les es útil al impostor.

 

Hablar del rebaño puede herir a las religiones, pero las gacelas nunca han necesitado un pastor porque son libres para sus almas y esclavas en su realidad.

 

A pesar de lo convulsionado del mundo, existe algo tan simple como la humildad. Saber entender la humildad es la clave.

No el humilde que se arrodilla, sino aquel que respeta a los otros porque son sus semejantes. Porque siembra su propia vida al darse y al recibir.

 

Nunca un acto de superioridad por sobre los demás ha sido ni será amigo de la convivencia entre seres civilizados; fiel testigos somos de lo poco de valentía que tiene la ignorancia y la impudicia de las caricias hipócritas.

 

Quien no se conoce a sí mismo menos puede conocer a los otros. Y si los conoce y los hiere, es el cazador que siente felicidad al ver desangrar su presa.

 

El mundo está lleno de cazadores, pero, también hay personas que nos han gobernado

con la bondad a flor de piel, con el corazón puesto al servicio de los necesitados, esos que los cazadores tienen en la mira. Y una de ellas es Eva Duarte…

 

Nuestros pueblos del mundo tienen gacelas y cazadores. Todos vamos a ir a parar al mismo lugar. No ya la tierra porque las grandes corporaciones crearon los crematorios. Algo así como si las cenizas no fuesen testimonio…

 

Sin embargo todavía existe la tierra para recibirnos. Esa tierra que tiene los mismos gusanos para todos. Que el abono de la carne hace crecer las flores en la tumbas, se trate de quién se trate…

Eso nos habla de que todos somos iguales y las diferencias las creamos nosotros mismos, por acción u omisión…

 

Solamente hay una diferencia y esto sucede en la herencia que dejamos.

 

Cada vez que elevemos nuestras voces para enseñarle a cantar a las gacelas, éstas aprenden mucho de cómo defenderse y defender a sus crías.

 

Hay un modo mínimo de ayudarnos y es pastar por la pradera más allá de la vida y de la muerte, anunciando el buen vino de la paz, el bondadoso corazón que nos dice como accionar claro y limpio, la verdad como premisa y el honor de pertenecer a los seres humanos, como bandera. Un alma pura que hace de la tierra un lugar para vivir feliz…

 

Predicar que los gobiernos sean elegidos con conocimiento de su responsabilidad, que el voto no sea un granito de arena que si cae en los ojos pude cegar.

 

Reconocer las reglas y respetarlas va más allá de los tiempos. Siempre existieron y  sería bueno que las conozcamos muy bien para diferenciar las gacelas de los cazadores…

Para no ser tan vulnerables y si es posible, hacernos un ave de tres alas, una más, que nos advierta que el cazador ha hecho sonar el pestillo del arma.

Y no correr asustados, sino hacer ruido, mucho ruido, para que todos estemos advertidos…

 

El cazador tiene un solo enemigo que le asusta y es el ruido…

 

Puedo equivocarme, pero quiero hacer ruido

 

Amparo Estévez Saviza -Derechos Reservados de Autor – 26/07/2016

Publicado en Música

DECORASTE MI VIDA…

Su vida es un pastel recién cocido. Puesto sobre la mesada. Muy caliente.

De aspecto apetitoso.

De hecho todos dicen algo de él.

De a poco va enfriándose.

Ya todos están ansiosos por comérselo.

Sabe que a partir de ahí su poca vida va llegando a su fin. Se lo comen casi todo.

Cuanto más tiene para ofrecer, más tragan…

Al oír tantas alabanzas termina por creérselo: no hay pastel más rico…

Así deja que de a poco engullan. Se ruboriza al oír cuántas bonitas palabras dicen.

En algún momento dejan de saborearlo y allí queda sobre la mesa, tapado con una servilleta. Todos se van.

Casi ni se da cuenta cuando más tarde, lo introducen en la heladera.

 

Al otro día alguien abre la puerta y pregunta:

– ¿Hay algo para el desayuno?

-Sí, hay un pedazo de torta…le contestan

-No, no me gusta, ya es vieja ¡Ayer estaba ricaaa!

 

¡¡¡TRISTE DESTINO EL MÍO!!!  Piensa …

 

Sin embargo los milagros suceden y un día allí, en esa misma cocina, alguien llega y decide preparar un pastel de cumpleaños.

Era su momento…Manos prodigiosas las de ese Repostero.

 

“Ya al escucharlo hablar se emociona pensando en que va, él mismo, a pedirle que le convierta en la torta más rica del mundo”…

 

Una torta que fuese mágica. Que aunque  la vayan comiendo de a poco, sirviera para el festejo del más bonito y emocionante cumpleaños del universo.

Que no le faltasen flores en el decorado.

Que estuviese cubierta de crema con chocolate.

Que una vela humeante hiciese cantar a la concurrencia y que luego todos aplaudieran.

 

Todos dicen: ¡¡¡Esta vez la torta es la reina de la fiesta!!!

 

¿Puede una torta ser feliz?..

Ella lo es, ahora sus ingredientes están equilibrados, medidos y bien pesados; mezcla revuelta con la cuchara de la Magia.

Presencia de vida en el aire y los aromas, la música, las risas, los aplausos y el chasquido de los besos, las voces de los niños, el vuelo de los pájaros, la presencia de la luna y las madrugadas más bonitas del mundo y soporta el llanto cuando es preciso. Vive la paz que no conocía…

 

Ahora sabe el valor de la corta vida de una sencilla torta y que a veces se tiene la suerte de encontrar el repostero que sabe hacerla, transformándolo todo…

 

Y se la comen, trocito a trocito, pero ya no le interesa, la magia lo ha trasformado todo; su vida, sus principios y sus finales, ya no le importa que no queden ni miguitas para la heladera…

El príncipe azul de los Reposteros ha incorporado la receta secreta y cada día la repetirá…

Amparo Estévez Saviza-Derechos Reservados de Autor.21/07/2016

 

AMPARO.ES

Publicado en Música

UNA EXPERIENCIA DE FE

 

 

Amparo Estévez Saviza

Al testimonio de hoy quiero agregarle uno personal:

Hace ya unos años tuve la oportunidad de vivir una experiencia que pudo ser fatal.

Viajaba yo a mi trabajo como docente en el auto de una colega, Mercedes, profesora de música. Ambas entrábamos al establecimiento a la ocho de la mañana y se nos hacía tarde, por lo cual íbamos bastante rápido. Habitualmente debíamos cruzar una vía, paso a nivel sin barreras, situado en el Parque Pereyra Iraola, Berazategui, vías del ferrocarril Roca.

En ciertas épocas del año la visión no era buena por la cantidad de maleza y cañaverales situados a ambos lados del camino.

Como ese día íbamos apuradas, no nos bajamos a mirar como comúnmente lo hacíamos.

Pero SÍ venía un tren, un tren que ninguna de las dos vimos…

Pero unos metros más atrás del paso, diría unos cinco metros, se cayó la virgencita que Mercedes traía colgando del visor o espejo.

De inmediato ella frenó. Era muy devota de la virgen y no podía dejar que esta se perdiera debajo de su asiento…

Quedamos con la trompa del auto casi rozando el tren. Quedamos petrificadas hasta que pasó. No lo podíamos creer. Desde ese día supimos que alguien nos cuidaba desde algún lado…Y hasta hoy rezamos y el corazón se detiene cuando de la virgen se trata. Gracias por leer. AMPARO ESTEVEZ SAVIZA Y MERCEDES ARRESEIGOR

AMPARO.ES

 

Publicado en Música