Aviso permanente para todas las publicaciones…

Las fotografías, artículos y gráficas incluidas en este sitio nos han sido remitidas por correo electrónico por lo cual desconocemos su origen o bien se han obtenido en páginas de la Internet que ofrecen gratuitamente su contenido. En ningún caso dichas paginas daban aviso legal a sus visitantes sobre el derecho de autor (copyright) que sobre ellas pudiera haber. Si el autor de la fotografía, artículo o canción que figura en estas páginas, desea que sea retirada, basta con que nos lo comunique a través de COMENTARIO en el post o en la pagina correspondiente y nos envíe el derecho de autor que posee y será retirada. Normalmente publicamos con un link directo (enlace) en el texto o detrás de los photos la fuente de la información que usamos en este sitio. COMENTARIOS: no nos responsabilizamos por las opiniones y comentarios expresados por los lectores. Nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que contengan lenguaje inapropiado, insulten o calumnien a terceros, mensajes ofensivos, discriminatorios, etc. NOTA: esta página de la Internet ofrece su contenido gratuitamente. Amparo Estévez Saviza

ADEMÁS

El contenido referido a REFLEXIONES de este blog son publicadas

en un libro personal del mismo tema con Derechos Reservados de Autor/2014

República Argentina

AMPARO.ES

 

Publicado en Música

SE MOJAN LOS GATOS…

RTEFLEXIONES

 

LA LLUVIA
TE TRAE

te llama
te extraña
te busca
y escapa

TE TRAE
en gotas
pequeñas
de lluvias
internas

TE TRAE
en besos
dormidos
abrazos
y aullidos

TE TRAE
Voces
y truenos
en noches
sin sueños
TE TRAE

amansa
y ninguna
caricia
la calma

Y TRAE
Ese beso
que besa
empalaga
y muere
en la
madrugada…
AMPARO ESTÉVEZ SAVIZA

D.R.A-19/11/2016

AMPARO.ES

Publicado en Música

NO ESTOY SOLO,estoy conmigo…

REFLEXIONES

 

Nadie debería estar solo. Todos deberíamos estar en contacto con el propio mundo interior. En tanto y en cuanto seamos fieles y sinceros con nosotros mismos, más fácil sería encontrar las soluciones a todo. Eliminado el miedo a la soledad. La tristeza de los imposibles. La renuncia a la verdad. El no descubrimiento del ser interior que todos portamos y con el que no nos comunicamos de hecho…Empezar por amarnos para poder amar…

A partir de que alguien vive en comunión con otra persona, tal vez le sería más difícil lograr armonía consigo mismo, ya que las decisiones se verían sujetas a la convivencia y a los consensos para lograr una relación exitosa.

Aún así, cada ser es él mismo, único e irrepetible y sólo se vería influenciado por sus acciones adversas cuando las hay, o bien por la sujeción que produce no saber renunciar a los sueños para seguir luchando por otros, o aquellas rutas que se toman para facilitar el camino y que priman, no siempre para mejor, en las decisiones irreconciliables…

Producen desequilibrio emocional y hay que aprender a manejar.

Si al menos se pudiese lograr equilibrio, el trabajo propio estaría garantizado, al menos

para algunas tuercas de ajuste que no serían difíciles de atornillar.

Continuamente nos preguntamos por dónde seguir. El camino se presenta a veces sinuoso o  bifurcado.

¿Quién se conoce lo suficiente como para evaluar hasta dónde es capaz de resistir los embates y cambios sin sentir frustración, angustia, inseguridad, etc?

Nadie está exento de  estas sensaciones humanas. Estamos acostumbrados a luchar por lo que queremos y no siempre lo que anhelamos es bueno para cada uno. Es decir, a veces lo que creemos bueno, sólo es una mueca del devenir de los tiempos.

Es increíble hasta qué punto la duda, el miedo,la inseguridad y la falta de autoestima ensombrecen las mejores intenciones.

Mentir y mentirse es la combinación de error más error más error y así indefinidamente, y la persona gasta todas sus energías en disimular constantemente que los detalles de su inestabilidad se hagan visibles.

Esta realidad es indiscutible y toma grandes dimensiones en lo inmediato e increíbles equivocaciones.

Las acciones que se generen traerían consigo la inercia que afectaría lo mejor de cada uno; no tiene caso y la persona se vería afectada, sensiblemente afectada.

Quizá somos como un bonito y caro paño para coser un bello traje, cuyas costuras deberían estar muy bien unidas y hacer del mismo, sobre el cuerpo, una perfecta figura.

El tema que ese paño no debería sufrir el remiendo de rehacer sus costuras, eso lo haría imperfecto. Sin embargo ligar sin remendar no dejaría secuelas… Al igual que no debería ajarse ni mancharse.

En lo óptimo sería tan así como un atavío precioso, aunque la vida hace que lo exitoso sea producto del hacer diario de cada uno.

Se nos entrega un bello traje, pero cada uno, se entiende, haría de él su obra maestra.

Nunca deberíamos estar solos y de hecho no lo estamos, pero a veces no lo sabemos.

No sabemos o no podemos rodearnos de la sabia protectora y potencialmente activa del árbol de la sabiduría, para que nos facilite la marcha del transitar cotidiano.

Nos aferramos a un poste del camino y creemos que es lo único que nos salvaría de caer.

Y no, a poco de andar nos damos cuenta que podemos hacerlo solos y elegir

el apoyo real de otro ser libre que nos deje vivir y sea el complemento justo y necesario para no caminar en soledad.

Esa elección debería conllevar un atributo indispensable. Ser otro que al igual que nosotros haya elegido caminar a la par contigo, conservando su propia identidad, ser libre y que cada movimiento en el camino lleve consigo una puesta que se regodee en la sinceridad, la fidelidad y el amor; un admirable vínculo que haga que cada instante sea una elección en las coincidencias, un redescubrimiento y  la tolerancia y respeto por las diferencias.

Cada uno deberíamos decir algo así: “Estás conmigo porque quieres, no te retengo y estoy contigo porque te elijo todos los días, te amo, y sé que puedo irme cuando quiera y eso no implica que ambos no nos podamos distanciar algún día de caricias, pero nunca del vínculo que significa para una persona haber compartido un trecho del camino de la mano de un ser auténtico al que jamás olvide”

Cada una de las personas que nos ayudan en la marcha y los pasos, nos acompañan, nos han demostrado amor; son artífices involuntarios del destino que nos acompaña como un milagro muchas veces no reconocido.

Un milagro acompañando la conducta de seres humanos, sencillos y de una vida en continua evolución, nos abarque como tales, a partir de conocernos lo suficiente…

Que nos lo sintamos como propio, que nos enseñe a amarnos a nosotros mismos y el diálogo con el ser interior sea el lenguaje del amor.

Este puede ser correspondido o no, quizá así podríamos ser más felices. Entenderíamos que nunca estamos solos, estamos con nosotros mismos que somos la persona más difícil de gobernar, pero que cuando nos encontramos, somos invencibles y nos sobra combustible para dar…AMPARO ESTÉVEZ SAVIZA – Derechos Reservados de Autor – 28/08/2016

AMPARO.ES

TE QUIERO…

Publicado en Música

DANZA DE LAS FLORES

REFLEXIONES PERSONALES

La naturaleza nos hace acordar cada día que sus maravillas están siempre presentes para quienes quieren verlas.

No todos vemos las maravillas de la vida. A veces es necesario que nos pasen cosas

de una magnífica significación para que nos manifestemos en connotaciones del alma, con emocionados sentimientos de sabernos pertenecientes a ella.

En el rostro más avejentado, surcado de arrugas, con ojos vivaces del espíritu que se hace presente en la mirada, hay un secreto bellamente guardado. Hay un ser infinito que cumple su misión en la vida. Que se pasea en medio de un ambiente de piedras preciosas que no sonn posibles de saltar ni de ignorar. Que fueron haciendo el camino más difícil pero comprensible. Ver las dificultades como piedras preciosas dice de una persona que camina segura, que usa su inteligencia para prodigarse y prodigar el bien.

Así como las flores van abriéndose al mundo y a su medio natural, también el hombre crece, evoluciona, lucha buscando el sol, la lluvia  y la luna. Pisa la hierba que Dios regala a sus pies y busca sombra a sus pesares debajo de un árbol que va envejeciendo junto a él.

La naturaleza trae sus semillas con ayuda del viento y un día cumple su objetivo, se convirtió en un magnífico testigo de lo malo y lo bueno. Al igual que el hombre un día cumplire su ciclo y deberá desaparecer, pero allí deja sus nuevas semillas y la naturaleza se renueva, y el mundo sigue girando y estableciendo su equilibrio…

Está en cada uno entender que somos parte de la naturaleza, que pertenecemos a ella, que estamos inmersos en sus bienes, dones y riqueza propios de la vida que es ella misma.

Que el espíritu es energía que emana del mismo milagro que nos crea y recrea, no sabemos a dónde va, pero sabemos que somos inquilinos de una casa magnífica y hay que entender que si la destruimos moriremos con ella…

*********************************************AMPARO E.S 02-10-2015

DERECHOS RESERVADOS DE AUTOR/2015

Publicado en Sin categoría

HOY ME DIO POR EXTRAÑAR

 

 

EXTRAÑAR…

 

Bien no sé qué es lo que extraño, pero un desaliento que no se anima a ser humor se desplaza por mis adentros sin pedir permiso.

 

Existen momentos y momentos. No todos son iguales. Algunos por la misma razón a veces ríen y otros por igual circunstancia se deslizan por las venas y forman un torrente de vino blanco que se convierte en tinto, y obnubila, sangra el corazón, y no pensamos en otra cosa que no sea dormir…mucho, para olvidar ese momento.

 

A pesar que mis letras se funden en las palabras, aún no he descubierto qué es lo que extraño.

Tal vez sea una razón escondida que aún no me he preguntado y permanece allí, violenta para salir, pero que al mismo tiempo convierto en brisa aunque llegue con tormenta. Y logro olvidar…

 

-Casi seguro que cuando apoye mi cabeza en la almohada lo sabré, pienso…

 

Pero allí es donde me envuelve la magia y las palabras, la realidad, las imágenes se me hacen difusas o antojadizas…

-Será que no tengo motivos? Y un fantasma concreto de mi cuerpo, con sus misterios, me lleva a sentir tristeza?

 

Una vez escuché a un cardiólogo que le preguntaba a su paciente, respecto de un malestar en el pecho -¿Ayer tuvo ganas de llorar?

Y parece que sí, que hay enfermedades corporales en donde los órganos internos nos alertan o nos modifican el humor.

A pesar de ello creo que hay enfermedades del alma que se hacen oír en el cuerpo y sobrepasan las mejores intenciones de soslayarlas.

 

Puede ser algo que falte o bien algo que sobre. Algo que falte como un amor que no tenemos o algo que sobre como un amor al que no correspondemos…

De una u otra forma los seres humanos somos complicados. Queremos saberlo todo…

 

Puede ser que las respuestas a las inquietudes lleguen cuando menos te lo esperas, pero no existe paciencia capaz de esperar si se trata de nosotros mismos.

 

Por eso creo que hacernos amigos y confidentes de nosotros y nuestros internos es una tarea como mínimo, difícil…

 

Escuchar a los otros nos retrotrae a planteamientos diversos que si no somos sinceros, si no buscamos momentos de paz para meditar, jamás lograremos descifrar.

 

Cuando pasa, trato de pensar: – qué hice hoy-con quién me encontré- qué hablé-qué me aconsejaron-qué ausencias sentí-qué beso no dí-que mano no estreché-qué dije que pudiese haber molestado-qué hice con aquello que me contrarió-qué palabras no dije a pesar de sentirlas profundamente…

Pueden haberme pasado todas al mismo tiempo o solo, o con suerte,  alguna de ellas.

 

Humildemente pienso que extrañamos lo que creemos nos falta, lo que sentimos como propio y no vislumbramos como posible y nos olvidamos que nada es nuestro ¡A duras penas los pensamientos!

Los pensamientos engañan y se divierten con nosotros y nos hacen creer unas verdades que no son tales. Sólo son ciertas aquellas que nos revela el corazón y que nos hace buenos. “Bueno” es amar sin querer poseer. Perdonar porque el corazón lo manda y el olvido nos ayuda.

La intuición es nuestra mejor aliada, ella siempre nos revela la verdad, nos aclara los senderos y cuando estrechamos la mano de un amigo sabemos que ciertamente lo es. Y eso nos da seguridad. Al menos vemos una luz en el camino que nadie puede compartir y que nos transporta hacia dentro haciendo que nos conectemos, que nos vayamos conociendo, que corrijamos el rumbo, que cuando los ojos se fijen en una posibilidad, tengamos el timón preparado para no errar, para salir al mar pese a las inmensas olas que nos enfrentan furiosas…

 

Para eso nos queda la actitud, que aflora cuando comprendemos a qué atenernos y no nos sembramos de angustias.

 

Después de escribir lo que mi pluma me dice creo que uno se siente extrañando aquello que desea caprichosamente, sin sopesar idas y venidas. Sin evaluar lo mucho de maravilla que se tiene y lo mucho de incógnitas que aún están para develarse.

 

No sé quienes pensarán como yo, pero esto que no es conformismo sino etapas que se van conjugando en todos los tiempos verbales de nuestra vida, nos enseña que ella es alucinante y maravillosa y cada paso que se escribe en la huella obedece a una bonita confabulación entre el humor, el deseo, la libertad etc. y los resultados, que aunque a veces no nos gusten no dejan de ser nuestra impensada obra.

 

No quiero decir que el amor sea capricho. Sí, lo es cuando responde solo a conformar un triunfo del deseo por sobre el mandato de los internos que no mienten.

 

El amor se extraña cuando alguien ha formado parte de esa construcción interior que no sabemos separar de nuestra vida porque algo desconocido no nos permite verlo como algo externo. Por eso duele tanto en cada momento en dónde creemos necesitar su apoyo para definirnos o definir alguna circunstancia. Por esa razón cuando es correspondido en forma simbiótica, es la plenitud de los sentidos, de la vida, de cualquier circunstancia que ya no asusta, de caminar con un alma que se aviene a la nuestra.

Por eso extrañar es no estar seguro del otro. Como si quisiéramos tenerlo bajo vigilancia para que no se escape.

Claro que en algún momento del día, ante la urgencia de hechos que nos suceden a menudo, sentimos la necesidad del abrazo, del beso, de la mano apretando la nuestra.

 

Entonces tratemos de no extrañar a nadie ni a nada, porque cada bondad que se nos ha prodigado estará siempre ahí, latente y bien cuidada; si sabemos hacerlo a partir de formarnos una personalidad íntegra que se cuida para cuidar. Que se cuida para amar. Que se cuida para no errar tanto. Que se cuida también para vivir y dejar vivir. Para

Amar y dejarse amar.

Para sonreír cuando descubres tus debilidades, tus modos factibles de cambio, tus urgencias, que no son tales porque cuentas contigo y siembras PAZ a tu alrededor.

Dice la canción “LA PUCHA CON EL HOMBRE” (Que sólo es él… ) y lo es en tanto y en cuanto considere que los demás son él mismo, con sus mismas premuras, deseos, ambiciones, problemas, necesidades, urgencias, risas y llantos…y esté dispuesto a transitar el camino respetando, compartiendo, auxiliando en todo, dando apoyo, superando diferencias etc, a sabiendas que cuando hace bien se lo hace a sí mismo.

Ser feliz es estar consciente que el corazón late para darle sentido a una realidad y es en ese acto que no deseamos modificar, lo que nos dignifica y nos alienta a compartir cada paso que damos en la vida. Se lo deseo a todos y gracias por leerme…

Amparo Estevez Saviza/2014

Derechos Reservados de Autor

 

AMPARO.ES

Publicado en Música | Deja un comentario

El secreto de un rostro

DÍMILO TÚ

Hay rostros, ( JORGE CAFRUNE) por ejemplo, que a mí en particular, me llaman la atención y me reconcilian con la vida.

Son rostros de un aspecto tremendo, vetusto, pero sus ojos reflejan una gran ternura.

A veces no es necesario encontrarlos sólo en personas mayores. También los hay en hombres jóvenes.

Y no significa que estén de mal humor y arruguen la cara. Es algo así como tratar de caminar sobre el sendero empinado de las montañas…no sabes si pisas bien y  para no caer te tomas de borde saliente y sigues tu huella…Reflejando a veces el miedo o el fracaso de manera que quedan marcados en el semblante, se fijan allí por siempre.

Cada surco es una muestra de haber vivido intensamente, de haber caído y haberse levantado más de una vez.

Algo así como haber llorado y seguir creyendo.

Un rostro que refleja la tierra húmeda en días soleados y cuando se le agregan las arrugas de la sonrisa y los ojos estallan de felicidad; se ha establecido un momento que sin dudas firma un pacto permanente con la bondad.

Un rostro que ha sufrido y lamentado el haberse tentado con las satisfacciones de su llamado de hombre a disfrutar de una mujer, sin proyectos, tan solo por rendirse aunque sea por segundos a las leyes de su naturaleza.

Por haber amado con el cuerpo pero no con el alma. Por guardar recuerdos de quienes se lo demandan en recuerdos, como aire de aliento tibio acariciando su cuello y besos de entrega a los que no ha respondido con permanencia.

Amo esos rostros que reflejan la vida y cuando los amas es como si te incorporaras a esa realidad y adquieres un nuevo paradigma que ya no te abandona jamás.

Se trate de un Amor de  hombre, o del padre, o de un abuelo, los sentimientos se manifiestan, las manos se van tras la caricia, apropiándose de sus barbas, recorriendo los surcos de su frente y tratando de adivinar los dientes detrás del bigote…

Será que la mujer siempre está en este mundo para amar. Amar aún lo que para otros es un imposible.

-GUITARRA, DÍMELO TÚ -dice el cantor…

-El mundo me ha de engañar… sus madrugadas siempre son el interrogante que agranda sus pretensiones…que no le satisface nada que no le cambie sus heridas de antaño; que se van agrandando las penas a medida que camina…

-Los hombres son dioses muertos-dice. Y cree que todos se equivocan en su afán de buscar, quizá lo que otros no buscan…

¿Cambian los demás?  O es él que cambia y la duda no lo abandona.

Se permite dudar porque la experiencia no sabe a veces hablar o no se la deja manifestar por temor a ser negativo, a blindar, en lugar de abrirse a la verdad.

Entender que algunas veces ha salvado sus expectativas y en otras se ha hundido.

Surgir  y aceptar es un milagro en donde el corazón, la mente y el olvido logran esa madrugada que ha de traerle la felicidad tan buscada y tan esquiva…

Ninguna madrugada va a borrarle su bello rostro repleto de ansias tan fácilmente, pero un corazón amable: que ame sus arrugas, que ame sus manos gordas sembradas de callos invisibles, que encuentre en el misterio de su mirada la bondad y ese rayo de esperanza que no lo abandona, puede lograr el milagro.

Así y solo así sabrá que ha llegado su hada buena.

Que ha llegado su momento en la vida y regresa la esperanza.

Es cierto que todos de algún modo somos amados. Pero que alguien luche en la vida por encontrar el amor singular, ese que no se parece a ningún otro, ese amor que fue plasmándose en un rostro que lo intentó todo y nunca abandonó su búsqueda, y sigue haciéndose preguntas sobre la existencia, con humildad pero con ahínco…Se merece que la vida le dé el premio de un Amor para siempre.

Nuestras almas son un invisible hilo que nos juega buenas y malas pasadas, pero de ella  no podemos desprendernos porque sin saberlo: Una mal momento es caricia – Un beso es la tentación-El descubrimiento un desafío-Las búsquedas, un vehículo que se detiene en algún momento-El ánimo, motor de las acciones-Las ansias, producto de querer apurarnos-Los recuerdos, alfombra-La mirada, zapatos que nos llevan por el camino de la vida-El tiempo es el propio- La Muerte, razones para no olvidar lo finito que somos, que no cabemos en ningún lugar porque somos Almas  caminando.

Muerte que nos obliga a esperarla. Someternos a lo imposible y a lo posible en esta vida,  creyendo en el milagro de lo infinito.

Es nuestra misión que no siempre aceptamos.

Amparo Estévez Saviza

Derechos Reservados de Autor/2017

AMPARO.ES

Publicado en Música

EL ABRIGO DE JUANA

El abrigo de Juana

Por qué tiene frío Juana si el sol alumbra todos los días?

Por qué si el fuego siempre está disponible para acercar sus manos heladas y calentar su té?

Juana es un muchacha del montón, a ojos vista Juana solo puede ser comprendida

por quienes conocen su alma.

Una madrugada ella recorre las calles sin miedo. No tiene frío. Así Juana no siente frío, ni rubor ni soledad. Ella es lo que se dice una mujer normal. Obra lejos de la maldad y dentro de la celda carcelaria de la vida que ahoga silenciosamente.

El frío de su habitación sin amor. En el frío de las madrugadas en dónde escuchar la lluvia hace que ella se acurruque entre las sábanas y  duerma sin sueños…

Nunca ha pensado en cambiar el rumbo.  En vivir diferente. Sus pasos siempre la llevan a lo mismo…Un corredor largo, con bastante luz que ella no ve, la suficiente para, por intuición, no caer ni tropezar. Un camino sin final. Ha dejado que la vida la transporte y confía en que sus zapatos no la traicionen.

Visto así Juana es casi una zombi en esta circunstancia.

Ama su abrigo café. Pero éste ha dejado de contenerla en la tibieza de sus huecos,

y cual sótano abandonado, parece despedir ese olor particular de las hojas muertas sobre la tierra húmeda…

Una mañana en la cuál Juana se ha trepado sobre la montaña para observar el valle y habiendo encontrado que su vida era un fracaso… busca sus alas para regresar y descubre que el tapado no la deja volar, que aprisiona sus sentidos y frena sus alas…se lo quita de repente y sin miramientos lo lanza al vacío.

Con el abrigo se ha ido lo vivido y solo le queda lo incierto del por vivir…

Y en esas cavilaciones está cuando se da cuenta del significado de la libertad.

Ya es otra persona porque se ha atrevido a hacer un pacto con el Amor. La pérdida de su libertad por amor es dulce, llevadera, propia, única y le da sentido a su vida.

Ella conoce el Amor cotidiano de dar, pero no ésta clase de amor…Ese Amor que lo cambia todo y la mujer comienza a observarse a sí misma. Y encuentra que desea cambiar su aspecto, sentirse linda, aprobada,amada, respetada…

Junto con el abrigo, Juana ha tirado el pasado y con él la memoria.

Hoy es otra. Mientras el abrigo cae… ella se enamora y cree en todo. Vitalidad que surge del espíritu.

Se ve bonita sin necesitar ningún espejo. Flota en el aire como si le quedaran mil años de vida. Es capaz de internalizar la magia y transmitirla.

El abrigo de Juana llega abajo y pregunta por Juana y todos le dicen que se ha vuelto loca. Que sube a las montañas y canta. Que ahora se viste con flores y

los pájaros la han trastornado al punto que les habla con palabras de amor. De esas que sólo se le dicen a un gran amor. Que se ha enamorado de un hombre invisible que nadie conoce.

El abrigo de Juana llora y tiene miedo que ella regrese a buscarlo, porque ya no lo necesita y tal vez lo tiraría al fuego.

Sin embargo Juana no es la misma y no le importa que nadie le crea, porque es feliz en su estado maravilloso y la experiencia, que es lo único del pasado que no  ha abandonado, le dice que está viviendo en ese mundo que llega para quedarse y que abriga hasta la muerte.

Amparo Estévez Saviza

Derechos Reservados de Autor/2017

AMPARO.ES

Publicado en Música

PIENSO…luego me encuentro

 

Pienso luego existo

Pero qué hacer si existes y de repente te das cuenta que no lo has pensado nunca…

De repente observas a tu alrededor y te das cuenta que de tanto pensar ya no piensas en nada.

Que tal vez nunca pensaste con una mirada realista.

Que eres tan cobarde que solo merecen tus pensamientos aquellas cuestiones que te agradan y nunca te animaste a pensar la realidad tal cual es…

Un día lo sabes y no te alcanza el tiempo para arrepentirte de muchas cosas…

O bien, al revés, has pensado tanto en todo, que la realidad y la magia se metieron en tu coctelera, se mezcló todo y nunca supiste qué hacer con eso. Y tus huesos deambularon por el mundo improvisando el día a día…

Hay un patrón para saber conservar la equidad?  Puedes saberlo todo sin buscarlo y estar atento a reaccionar cuando sea debido?

Creo que sí hay personas que lo logran, lo perfeccionan y lo atesoran como óptima experiencia.

 

Pero qué hacer con la felicidad si viene a destiempo ?

Qué hacer con la tristeza si lo invade todo y no te deja ver ?

Qué hacer con el bienestar si no lo sabemos disfrutar ?

 

Se me ocurre que hay que trabajar con nuestro interno. Tal vez allí llevamos escondido todo…

Las reglas de la superación de los imponderables- El combustible para la fortaleza- Las ideas que se esconden allí sin darnos cuenta y en cualquier momento aparecen y nos decimos ¿Cómo no lo veo?

La paciencia que ponemos en aquello que se nos va anunciando de a poco, y sin saberlo un día nos indica el camino, nos presenta el detalle, nos hace escuchar una voz que en el libre albedrío de las acciones apabullantes no vemos o descubrimos de pronto: El secreto que nos hace ver una mirada que ni siquiera recordamos de dónde la obtuvimos, pero la descubrimos en otros ojos- La miseria que guardamos en el alma y nos hace desconfiar de todo para prevenirnos-La necesidad de darle una función al corazón que quizá no tiene, pero es la única manera de situar en algún lado ese ruidito ansioso que puede hacernos inmensamente felices o inmensamente desdichados…

 

MIRÉMONOS POR DENTRO; ahí debe estar el secreto de la vida y si con ello no lo resolvemos todo, al menos vamos a conocernos un poco más y así poder darnos algunas explicaciones que ahora no entendemos…

 

NOSOTROS

-Por qué abandonamos?  En nuestros genes llevamos el haber sido abandonados?

-Por qué dejamos de amar? ¿Porque nunca amamos en realidad?

-Por qué no buscamos las soluciones? ¿Porque no creemos en ellas?

-Por qué nos damos por vencidos fácilmente?  Porque nunca supimos tomar las riendas de nuestra vida?

YO

-Por qué le esquivo a pensar demasiado? ¿Llevo miedos inexplicables?

-Por qué me cuesta tanto dejar ir a quién amamos? Porque nunca fuimos libres? Porque no hicimos como los gorriones que una vez que dejan el nido no regresan?

-Por qué no acepto los problemas? Para no enfrentarlos?

-Por qué no me comunico? Por miedo a equivocarme-Vergüenza de ser descubierto en     algo que aún no sé de mí? Poco conocimiento de nuestra capacidad de reacción?

 

-Por qué devaluamos nuestra personalidad? Tal vez fuimos maltratados en ocasiones diversas?

 

-Por qué me niego a sentir lo intangible? Porque nunca me conecté con mis sueños?

 

SIN EMBARGO nuestro interior es sumamente rico. Está allí para ser descubierto, tal cual un bello paisaje que te mueve las entrañas, que te habla a través de sus colores, de sus olores, de sus animales, de su cielo y de su viento que acaricia las mejillas y revuelve tu pelo para decirte ya no hay presupuestos, eres tú y nada menos que tú mismo. Sin velos que apaguen el rostro. Sin nadie que te confunda y solo con tu conciencia, a la cual nunca lograrás evadir y que agradeces porque ella marca tus límites…

 

En momentos en que descubres el paisaje ya no puedes negarte a explorar lo mejor de él y te instalas en su centro y cantas, gritas o lloras porque la emoción te invade.

Y desde ese momento eres otra persona. Ya no estás solo, estás contigo. Un amigo incondicional al que puedes acudir a cualquier hora, sin miramientos, y de verdad te ves tal cual eres.

 

Pero para ello hay que abandonar el miedo. Hay que no esconder las verdades. No hay que intentar cambiar aquello que es tu esencia.

Si descubres que te has equivocado mucho, es tiempo de remediarlo. De pedir perdón. De besar a quien se lo debes. De alcanzar objetivos que antes parecían inalcanzables.

De andar el camino de la mano de ti mismo y el día que quieras compartir tu mano con otra alma, podrás hacerlo con entera libertad.

El día que le extiendes la mano de tu alma a alguien, sabrás elegir, porque esa persona es como tú. Y si no lo es, lo sabrás de inmediato.

Algo lo hace ver, no se sabe si hay alguien superior que se encarga de estas cosas o un milagro personal lo logra.

Lidiar con nosotros mismos es una ardua tarea, pero que rinde maravilloso fruto.

No sé si fui explícita lo suficiente para explicar lo que siento, porque no soy psicóloga,

Y pido disculpas por lo insuficiente de mis afirmaciones. Espero encuentren una guía, al menos para empezar la tarea de encontrar ese YO del que tanto se habla.

Les deseo lo mejor…

Angélica Amparo Estévez

08/03/2017

 

AMPARO.ES

Publicado en Música

AMOR DE HOMBRE-AMOR DE MUJER (Todos sus sueños)

Amor de hombre que dilapidas el amor

Y te mueres si te lo niegan

Abrazas cual si fuera para siempre

y luego cambias de vereda…

 

Acaso no sabes que un día cualquiera

golpean a tu puerta

¿Y serán solo utopía

 tus horas inciertas?

 

Crees posible engañar a la luna

Y no sabes que el sol la cuida

Le da el amor en sus alas

a la mujer de por vida…

 

Ella igual se sueña

toda tu algarabía

Y sonríe pensando

“Tal vez no me dejaría”

 

Pero no bastan quimeras

y borrar las partidas

Un día regresa el hombre

buscando alguna caricia

 

Su rostro se ha puesto duro

y piedra su corazón…

Lo que ama ya no vive

se lloró sin  compasión

 

Tanto jugar al hombre

un día mascó su dolor

Clamó reconociendo

¡aquel era un gran amor!

 

Su alma gemela ya vieja

no soporta la tristeza

Y también dibuja arrugas

en los pliegues de las penas

 

 

Una página encantada vive

sin sonrisas, sí recuerdos…

¡Poca cosa mujer si has dado

todos, todos sus sueños!!!

Amparo Estévez Saviza

06/03/2017

AMPARO.ES

Publicado en Música

TENGO CELOS

Tengo celos

Tengo celos de tus ojos cuando imagino miran las rosas esparcidas en el llano y cual hormiga  tiemblas de deseo…

Tengo celos cuando el viento instala a tu lado un amor de años…

Tengo celos cuando una estrella fugaz te señala un recuerdo en los detalles

Tengo celos porque no sabes evitar los huracanes y te embarcas en ellos

Tengo celos porque puedes distinguir una boca en medio de la niebla

Tengo celos porque te urge vivir a pleno y te lleva el hombre que tienes dentro

Tengo celos de tu corbata porque ella se bebe el jugo que tú derramas cuando el vino te acerca a la nostalgia

Tengo celos de tus zapatos porque ellos te llevan por los caminos más sinuosos sin preguntar y yo no sé comportarme igual

Tengo celos de tus “te quiero” porque los escucho como una bella canción y la entono, y la vuelvo a entonar sin miedo

Tengo celos de tus manos que saben de ti más que yo y tienen tibios inviernos y primaveras a flor de piel

Tengo celos de tus antiguas novias porque ellas bebieron y gastaron tu juventud

Tengo celos porque no soy tu almohada y quisiera serlo por una noche para saber tus secretos

Tengo celos de tu pañuelo porque él seca tu lluvia, tus humedades, tus lágrimas derramadas por motivos que a veces no sé

Tengo celos de todos los que te llevan en sus corazones porque es  el lugar favorito del amor

Tengo celos de los brazos de tu madre que un día te acunó, te amamantó y te amó de la manera que ninguna mujer jamás podrá

Tengo celos de la palabra medida, que me tiene a la distancia del estupor, que no me habla de amor, que envía la garua y yo la transformo en lluvia.

Tengo miedo de lastimarte con el granizo de mis tormentos y mis celos no comprenden

que no me perteneces…

Y al fin comprendo que mis celos tienen miedo y tienen frío.

Que mis celos nacieron cuando entendí que el hielo cayendo  por las montañas, era mi futuro si no lo detenía

Miles de gotas acompañando el torrente, heladas, porque los celos no tienen piedad y son capaces de llevarse en su cascada todo el amor…

Y ahí me detuve; y me dije ¿Acaso no es posible vivir cada momento como un día?

Con su sol que amanece y una luna que aparece siempre para hablarnos de poesía, de cuentos maravillosos, de amores eternos, de un beso diferente a cualquier otro que puede aparecer y borrar todos los recuerdos?

¿No es posible imaginar que un momento puede convertirnos en hadas y príncipes y vivir una historia extraordinaria?

No es posible que alguien mire con ojos de descubrimiento y se erija en una escultura bella, única, diferente a cualquier otra y pueda vivir para siempre así?

No es posible que cada día se le agregue un minuto al momento, para ir convirtiéndolo

en una sucesión de puntos suspensivos que nos conduzca a la eternidad?

No es posible confiar en que nos aman?

No es posible amar en plenitud, sin condiciones, sin celos, sin miedo, sin tiempo, sin

naufragios, entendiendo que el timón de nuestra vida lo manejamos cada uno, y debemos confiar en nosotros mismos y estar preparados para quedarnos solos en el barco, si así se diera?

Entonces quiero que los celos me dejen en paz.

Quiero que cuando me asalten los celos, pueda encontrar unos ojos que me indiquen

que debo calmarme y ver que la vida es muy cortita, está llena de asperezas y si le agregamos sal a los ríos y azúcar al mar, estaremos cambiando el sentido de la vida, de la excelencia del todo, de los sentimientos y especialmente del Amor.

En secreto “ Tengo celos de que tus brazos, tu boca, tu voz, tus ojos, tu sonrisa, tus lágrimas, tus caricias, tu ternura, tu todo,  un día dejen de abrazarme, dejen de besarme, dejen de hablarme, dejen de pedirme que sonría, dejen de mostrarme que también lloras con total entrega, dejen de depositar la ternura en la caricia diaria, dejes el barco solo con un salvavidas y te alejes sin más, levantando tus brazos en un adiós que no sé si sabría soportar…

Los barcos se hamacan y el equilibrio y la paz solo nace cuando se detienen, saber mantenerse a bordo depende de un milagro…El secreto es que hay que creer en el milagro…Y entender que nadie nos pertenece, que todo lo que se vive es alimento para resistir el futuro y soñar con una vida bonita, es el recuerdo mejor que nadie pueda tener.

Y lo bueno sería que a alguien a quien has amado le brote una sonrisa que lo haga feliz, en momentos en que algún bello recuerdo, inolvidable, asalte su memoria; justamente en esos días en que la soledad de la vejez lo ubique sentado en su sillón hamaca, al sol, y sus nietos, jugando a su alrededor, tiren la pelota a sus pies…

Amparo Estévez Saviza

Derechos Reservados de autor

Marzo 05 de 2017

AMPARO.ES

Publicado en Música

EL DETALLE

Infinidad de veces nos hacemos preguntas de diferente orden.

Muchas veces nos preguntamos qué pasó…

Porqué se fue…

Qué le hice…

Qué hizo que alguien allegado se ofendiera y cambiara su actitud…

Qué malo sucedió para que no me hablara más…

Qué me enamoró para siempre…

Y como estos muchos interrogantes que no alcanzamos a comprender y buscamos en la mente las razones de tal o cual misterio en las relaciones humanas

EL DETALLE.

Seguramente hubo un detalle que lo cambió todo. Un detalle que nadie vio, pero esa persona sí.

El detalle es un misterio. No depende de nada más que una chispa imperceptible que ni la misma persona sabe que va a notar y que cambia su vida, o al menos la elección de una cosa o persona.

Hay un detalle que afecta la sensibilidad a tal punto que de inmediato se cambian las opciones.

Y lo peor es que uno ni siquiera tiene idea que le puede afectar al otro. Ni a uno mismo. El detalle es un sigiloso hurtador de emociones…

Ni tampoco el otro sabe que va a encontrar un detalle que lo lleve a apartar a una persona o alguna cosa que hasta ese momento es irremplazable.

Y no se puede decir que se discrimina a sabiendas. El detalle está fuera de toda discriminación- No se anuncia- No sabe en dónde va actuar- No tiene ni idea cual es la persona que se va a fijar en él. Así de misterioso es su accionar y casi no hay calificativos para ponerle. Los detalles son, diría, híbridos. Transparentes. Manifiestos.

Nadie lo creó, viene en el envase de las manifestaciones para decir sin palabras…

“El detalle” si es maldito se divierte y se asoma provocando daño o no, según se interprete. Si es bueno seguramente siente orgullo porque se alimentó de buena semilla.

El detalle, supongo, debe ser la dirección del viento que maneja las veletas de la vida y pone cara de “yo no sé”, levanta polvareda, dice adiós, llora con silbidos y se posa por momentos lastimoso y le susurra al oído a alguien “Haz de cuenta que no me viste”

y sin la menor necesidad de hacerlo, siembra la ternura, la tolerancia…

Al detalle, si lo buscan,lo vuelven implacable. Dicen que aparece cada vez más notorio y desafía al que lo hace…No le agrada que lo tomen como excusa, es auténtico, es verdad y cumple una función misteriosa y desea seguir así.

Sin embargo existen detalles que nos persiguen porque llegaron en momentos felices de nuestra vida. Detalles que están ahí implacables y no nos abandonan, buscan cualquier oportunidad para aparecer. O bien nos dan tristeza, nostalgia y a veces hace que asome una sonrisa que nos cambia el día…

¿Quién ante una taza humeante de café por las mañanas no recordó a su madre?  Una madre que impregnaba la casa de olor a tostadas…

O esa taza de café que marcó una despedida, con olor a cafeína mezclada con lágrimas

El detalle se manifiesta en lo  inaudito de una corazonada o en el desierto de un alma perdida que busca su horizonte. En la mirada, en las manos, en los pasos, en la nieveo la lluvia…Nos sorprende poder recordar el detalle minuciosamente como si lo estuviésemos viviendo en ese momento. Los olores, la textura y los colores, los ojos penetrantes y los timbres de voz , son ingredientes intangibles que hacen del detalle componentes únicos de la memoria, para hacer que el recuerdo se instale para siempre porque intervienen los sentidos. Es ahí cuando alguien exclama con secreto dolor o en un abrazo “Te quiero con toda mi alma”. Es un detalle que desencadenó un torbellino difícil de dirigir, aplacar u olvidar.

Cuando alguien se niega a ver el detalle y mira para otro lado o es porque no le importa.

O tal vez está tan enamorado que prefiere pasarlo por alto porque ama aún los grotescos detalles, sea como sea…Ama a un todo, profundamente y sea cual fuere el detalle va incluido en su mundo. Lo que para otros es grotesco para esa persona es parte de su cielo infinito.

Existe momentos en la vida en los cuales todos sabemos que hay detalles que provienen de tal o cual circunstancia y los decimos, hablamos de ello y hasta pensamos que podemos cambiarlos.

Esos son otros detalles, los propios no los vemos y los de los demás tampoco. Porque el detalle se juega dentro de uno mismo y seguramente debe responder a una evolución que se fue dando en base a los acontecimientos de la vida y aquello que es un detalle que hace que cambie el mal concepto de alguna cosa o persona, es sumamente atractivo para otra…

Creo que lo más sabio es no preocuparnos por “el detalle”, jamás sabremos porque existen y quién soy a la hora de observar un detalle.

SUELE DECIRSE, “cambió su mirada sobre el asunto” pero no se manifiesta que hubo algún detalle que hizo agua en un barco de gran porte e importancia, Nosotros.

Son las opciones de los caminos de la vida que nos hacen ver algo que no tenemos en cuenta…y que nos hace cambiar en busca de nuevas maneras de navegar y pese a las equivocaciones intentamos por todos los medios llegar a buen puerto.

El detalle se suma a los suspiros. Al amor. A las caricias. A los besos. A la voz. A la sonrisa. A la imagen. Y sin citar más, los detalles en todos y en cada uno de los ítems enumerados, de esos detalles precisamente, depende la felicidad. Por eso el Amor es tan complicado. Encontrarlo es una bendición y se los deseo de corazón…

AMPARO ESTÉVEZ SAVIZA

Derechos reservados de autor/2017

AMPARO.ES

Publicado en Música

ESA PALABRA…

 

CASI TODO LO QUE DICE EL VÍDEO es verdad en cierto modo.   Pero visto desde el lugar de una mujer huele a miedo.

Ésto que pasa aquí se camina a través de los años, se sucede como un andar sin pausa a partir de esperar y amar, de entregarse en cada sueño y en cada realidad.

Una mujer jamás es eso “puta”  Jamás lo será.  Jamás lo considera en su mente ni en su corazón. Tiene conciencia de su cuerpo como mujer y madre, al menos lo siente como algo suyo que solo quiere compartir con quien ama.

Nadie que no conozca su cuerpo en todo su valor como la mujer podrá entregarlo, valorarlo y hacerlo tesoro que guarda vida, tal cual ella lo hace.

Cuando una mujer camina la vida se encuentra con hombres buenos y malos, por darles un adjetivo simple.

En ese camino aprende a defenderse o a humillarse. A buscar la concreción de sus sueños o a aceptar que por ser mujer en un mundo machista, se ve sometida al maltrato de hombres cobardes, que no saben o no les importa quién es esa mujer que les obliga a ser eso, precisamente, un hombre.

Sentirse hombre implica haberlo visto, experimentado como felicidad o sufrimiento, desde la infancia, en el hogar, en la figura del padre…Faltando el padre, el niño busca referentes, un tío o un abuelo etc.

Si esa experiencia es nefasta, nunca entiende o al menos le es difícil ubicarse en el plano de ser un hombre y lo digo en el sentido del trato con la mujer.  El padre es fundamental…

Casi nadie explica la sexualidad. “Así como un hombre no es nada sin una mujer, la mujer tampoco es nada sin un hombre que funde su hogar” Concepto que es cuestionable en tiempos actuales…

Una mujer, generalmente sueña con un hogar, con hijos. Es su naturaleza.

Muchas mujeres van por la vida e incluso cuidan y ven crecer a sus hijos solas. Pero no es lo óptimo.

Cabe preguntarse: ¿Cuál es el sueño?

¿Una carrera en la cual cada uno se sienta feliz?

¿Un trabajo que brinde la satisfacción del

cumplimiento  porque es  vocación?

¿Conocer el amor como en segundo plano,

priorizando la vocación?

O tal vez:

¿Formar un hogar con hijos poniendo la

prioridad concretamente a todo lo que apunte

a la excelencia de sus componentes: amor,

trabajo, subsistencia y más?

A estos interrogantes:

Es muy difícil  contestar sin una profunda reflexión.

Sin conocer con quién se va a  desarrollar cada uno, junto a quién va a transitar su camino CADA PERSONA, es todo un desafío.

Ahí es donde aparece el Proyecto de vida.

Casi siempre:

Ahí es donde el bote hace agua. Porque algunos enfrentan la vida sin proyectos, sin ideas propias, sin el convencimiento de algunos parámetros que se presentan dudosos o se desconocen.

Ahí es donde la mujer y el hombre cuentan consigo mismo, con la estructura de su formación como ser e individuo y muchas veces no se está preparado, no ha sido educado, no se ha formado en el carácter, en la virtud, en el respeto, en el conocimiento cabal de lo que representa ser un hombre o una mujer.

Ante esto la mayoría sabemos lo que pasa. Desde remotos tiempos el hombre es  sustento de su esposa y prole, cuidado y vigilancia de las agresiones externas, construir la vivienda segura y el lugar de estancia.

La mujer en cambio es el corazón puesto en cada cuestión de la familia, sentimientos de aunar todos sus miembros en el bien común, enseñar. Alimentar con su leche amamantando y elegir los alimentos y cocinar para los hijos y esposo o pareja.

Lo primitivo fue evolucionando y las costumbres reflejan hogares diferentes pero que en esencia son los mismos. Un padre que provee y una madre que cuida…

Tuve la oportunidad de conocer a alguien que decía “Si quieres venderle una máquina a un chacarero, habla con su mujer”

En ese papel importante que juega la mujer en el hogar, subyacen conceptos de comportamiento:

Ejemplo:

La mujer decide porque el hombre no lo hace…y éste suele no hacerlo por varios motivos:

-Porque confía en el criterio de su esposa

-Por comodidad

Es decir que en esos hogares de la tal llamada “sisebuta” personaje de mandona

(sisebuta-femenino (sustantivo) (americanismo) Mujer muy mandona: su esposa era una sisebuta que lo tenía firme);  es una fama que no siempre resulta de un hecho fortuito, sino que proviene de una real necesidad de llevar las riendas de un hogar cuando el hombre no lo hace…

Creo y me perdonan si me equivoco, que el hombre se ha dejado estar y hoy la mujer hace y busca su destino en la lucha.

A veces soltera en una oficina, en un laboratorio, en la calle etc. en dónde el hombre quiere conservar sus derechos basados en que creen ser más hábiles para tal o cual tarea y no le dan a la mujer su lugar a demostrar que tal vez pueden.

En el hogar pasa lo mismo. Si la mujer se toma cierta licencia, es criticada por el hombre que teme ser desplazado y ese miedo hace que injurie con palabras como la tratada aquí o bien, si es por naturaleza violento, actúe y trate de someter con golpes y hasta la muerte.

Se tiene miedo de vivir. Se rechazan oportunidades de ser armoniosos, por desconocimiento de los valores de las relaciones humanas y de pareja. Porque no se ha priorizado el respeto por los otros y la necesidad de dialogar y llegar a acuerdos.

Entonces un hombre se encuentra con una mujer desorientada o bien firme en sus ideas y consciente de su responsabilidad y saberes.  O bien una mujer se encuentra con un hombre que no sabe tratar a la mujer, que demuestra falencias fundamentales en las relaciones por desidia e ineptitud…

¿Cómo debe ser un hombre?

Solamente puedo decirlo desde mi punto de vista de  mujer: Un hombre lo es cuando conoce la diferencia de sí con el otro sexo. Respeta a la mujer, le permite desarrollarse en libertad y es capaz de verla tan capaz como él para sentir, cuidar la relación de pareja y trabajar en aquello para lo cual se preparó, con la misma responsabilidad que él.

Que verla más débil se refiera a lo físico y no a los principios propios del pudor y la femineidad; de aquello que enfrentan en las relaciones de pareja sea motivo de conocerse y respetarse, acompañando, criticando si es necesario y recibiendo también las críticas, para el crecimiento personal y de convivencia feliz, apuntando las acciones  a su bien y no a considerarla intelectualmente menos. Respeto y confianza son importantes para admirarse mutuamente y hacer crecer el cariño, respetando su libertad…

Aquello del hombre que se saca su saco para que ella no tenga frío, enamora, pero es una actitud que desencanta cuando se compara con otros niveles de poco cuidado que luego se ponen de manifiesto. Es un equilibrio tan sublime que solo el amor de verdad sostiene.

La violación y el insulto de “puta” tienen un denominador común: el miedo y la ineptitud tal cual lo dicho…

Hablo de violación en el sentido de insultar a una mujer diciéndole puta, “dejándola sin argumento cuando ama”, y ella queda muda, viendo cómo se cae el velo de los sueños y se convierte en una mujer  incomprendida como tal, paralizada para convertir la realidad en otra cosa.Y perdona, pero ya no es la misma y tarde o temprano saldrá a buscar otra realidad, pero ya con otro enfoque de la vida… Y aparece el hombre pidiendo perdón, haciendo alarde una vez más de su poca visión de los hechos, sin darse cuenta que el error no es tal, sino una falta de actitud como hombre.

Una mujer debe saber que cuando un hombre dice “puta” está diciendo odio a las mujeres. Lástima que no lo saben y se regordean hablando con otros que adolecen de lo mismo…

(No piensen que imagino a las mujeres perfectas, pero eso lo veré en capítulo aparte)

Y así la mujer sale a exigirle a la vida su lugar y lucha desesperadamente o se rinde…

Una mujer rendida se deja llevar solo por el instinto progresivo de sentir el placer que un hombre perverso le enseña y su cuerpo llora por dentro, porque esas lecciones no son producto del amor. Son el desahogo de hombres que sienten el placer de humillar en sus propios apetitos sexuales y en  considerar a la mujer como cosa…

Allí deberíamos detenernos en los términos: Prostituta y Puta

(La diferencia está planteada aparte)

En estos tiempos se vive lejos de aquello que el hombre y la mujer traen por su naturaleza.

Y permítanme usar una metáfora…Se fijan reglas que tienen más que ver con la superficie de la tierra que con el fuego de sus profundidades

El lo profundo arde la tierra y genera vida, movimiento, mareas, y también terremotos.

Terremotos que  nos sacuden y hacen reaccionar.

Una mujer y un hombre son la tierra venerada por sus frutos. No se puede sembrar escupiendo la semilla.

Aquel que derriba árboles y los quema solo logra ocultar el sol con el humo por algún tiempo, pero quien siembra y cuida el cultivo mira al cielo por momentos, rogando por lluvia, sabe que es necesaria, la acepta, cuida la planta y seca lágrimas de tormenta con la ternura.

En otras la pasión de su profundo fuego y misterio, da lugar al amor.

Y nadie se atreva a desafiar al mar. El marinero más habilidoso no ha podido salvar su embarcación porque sus brazos solos, sin su corazón y razón no fueron suficientes…

Un capitán preparado encuentra cómo manejar el timón con la sola compañía de la brújula…

Amparo Estévez Saviza_ @alondravaley

AMPARO.ES

 

****************************************************

Siguiente nota del blog: http://monathehutt.blogspot.com.ar/2006/01/puta-o-prostituta.html

Términos: PROSTITUTA-PUTA

…Quizá la manera más sencilla de esclarecer la confusión con respecto a ambos términos y, en especial a ese que parecería aludir a la mayoría de las mujeres del planeta, es basándonos en el modo en que las prostitutas describen sus propias actividades. Y es que ellas, al no querer ser marcadas con el penoso sello de alguien que hace mucho más que el simple trabajo de vender su cuerpo, han marcado con entrañable simpleza, la mayor y tal vez única (real) diferencia entre la “prostituta” y la “puta”: la prostituta hace su oficio por dinero y lo lleva como una profesión; la puta lo hace por placer y lo lleva como un estilo de vida.

Por supuesto, tanto el putaísmo como la prostitución no son únicamente cuestiones de palabras y definiciones, afirmación que queda en claro al observar la tentativa definición de “puta” descrita en primer lugar; y es precisamente debido a esto, a que no basta con meras definiciones y palabras para abarcar la totalidad y complejidad de un hecho, que surgen de pronto variantes que no pueden ser concebidas dentro del estrecho marco de una definición textual, y que quedan flotando en el vastísimo mundo de la semántica, a la espera de algún término caritativo que las adopte o englobe dentro de su propia definición. Cierro finalmente esta idea, siguiendo con la línea de las definiciones (ya bastante explotada en este ensayo), y ya una vez aclarados los términos tanto de prostitución como de putaísmo, sugiriendo que se agregue un nuevo término al Diccionario de la RealAcademia de la Lengua Española; el de PROSTIPUTA. Un término que puede aplicarse (con total exactitud) a aquellas (os) que gustan, entre otras cosas, de tirarse al jefe, al director, al profesor de entrevista en prensa, al amigo pseudo-periodista del profesor de entrevista en prensa, al mejor amigo del lame-huevos favorito del tan querido profesor, y (resumiendo) a todo aquel que, a cambio de un revitalizante acostón, se le pueda sacar algún provecho. Dicho de una manera más puntual, el término Prostiputa definiría a aquellas personas que mantienen relaciones sexuales a cambio de una remuneración económica o de cualquier tipo y que, además, lo hacen por placer.

No es que haga falta definir cuando todos sabemos quienes son, pero si a final de cuentas, todas somos “putas”, me resulta injusto dejar en el mismo nivel que el resto a aquellas (os) que con tanto ímpetu persiguen (o en su defecto, se sientan en) sus intereses. Como se diría popularmente “honor a quien honor merece”…y seguro no serán la mayoría de las mujeres, pero sin duda más de una se sentirá aludida.

 

AMPARO.ES

 

 

¡GRACIAS JUAN ANTONIO GONZALEZ!

Por compartir…

 

 

Publicado en Música

BITÁCORA

 

 

 

Bitácora

El inmenso mar no se puede navegar seguro sin la bitácora. Ese barco que es la vida tiene una bitácora que nace con nosotros…

 

La vamos escribiendo en letras de diferentes colores.

 

Según lo cíclico del mar, la misma nos indica los vaivenes y más de una vez pareciera que vamos a tumbarnos de lado y salimos airosos.

 

Confiados, el cuaderno que escribimos es la prosa de verde esperanza.

 

Más vale que el color negro nunca lo dibujemos en el papel, será el día en que nuestras manos se pierdan cuán sonámbulas buscando una salida que no llega y la bitácora guarde el cuaderno para siempre.

 

Pasamos las hojas amarillentas del relato real de los acontecimientos y la urgencia no nos deja tomar el lápiz para plasmarlo en él. Las letras se amontonan en el cerebro y no quieren salir. Creemos en la memoria, pero los sentimientos pueden más y al otro día escribimos: “El tiempo se presenta óptimo para la navegación. Sin más novedades”

 

Mientras navegamos aprendemos que las decisiones solo deben tomarse con premura si obedecen a una situación de emergencia.

 

Hay un momento del día que quisiéramos escribir con el rojo de la pasión. Sonreímos y nos sonrojamos de sólo pensar lo poco sinceros que seríamos de escribir aquello que dista de ser lo que soñamos. Y cerramos los ojos, besamos, abrazamos, apretamos la dicha y profundamente alentados por el amor, imaginamos una pasión solo nuestra.

 

El marinero encargado de la bitácora escribe para un superior que luego revisará su tarea. Las personas escribimos la bitácora de la vida para releer y hacer balance.

 

Si somos capaces de manejar la brújula nunca vamos a arrepentirnos de las acciones tomadas y el barco en esas condiciones, si depende de nosotros, será difícil que naufrague…

 

En una tormenta furiosa hay que decidir y esto será tan acertado como logremos mantener la calma para tomas medidas equilibradas. Perder el control puede hundirnos para siempre.

 

La vida es eso, mar en calma o mar bravío.

 

A veces el barco encalla y te salvas solo si eres capaz de abandonarlo y buscar otro barco que se amarre a ti.

 

A veces se prende fuego… o lo apagas si puedes o no habrá agua del mar que lo logre.

 

Aún cuando pierdas el equilibrio y caigas al agua habrá posibilidades de salvarte. Si estás cerca nadas hasta la costa. O tomas una tabla de salvación que te lleve hacia el rescate…Solo la necesidad de salvarte hará que madures lo suficiente como para respetar los caminos que te presenta la vida.

 

Ayer

Mentalmente pienso en mi bitácora y creo que la escribí con verde la mayoría de las veces.

 

Que cuando tuve miedo mis fuerzas flaquearon. Pero resistí.

 

Que cuando odié a alguien me sentí miserable y quité de mí los malos pensamientos.

 

Que cuando tomé algo con apoderamiento supe que nada ni nadie tiene dueño. Que abandonamos el barco con lo puesto y venimos desnudos.

 

Que cuando amé creí que era para siempre, le di a mis velas rumbo hacia las luces del puerto, pero un día las hallé apagadas.

 

Que cuando alguien me amaba con  desesperación tuve miedo que sus manos con sus fauces me tragaran. Y me aislé.

 

Que cuando me zambullí en la ternura de los ojos de mis hijos, los mejores marineritos, me entregué para siempre.

 

Que lustré la nave siempre que pude para mirar si brillaba. A veces no brillaba, pero el sol con su magia hacía resplandecer cada rincón para insinuarme que iba bien, que el camino es largo y algunas estelas en el mar se borran ni bien pasamos.

 

 

Ya no me importa si mi barco es viejo, tiene la bodega repleta de sueños para compartir y no me avergüenzo de eso…

 

Tomo la escobilla de a bordo y barro las huellas de los años, las arrugas, y aunque mis ojos no brillen como antes me bastan para compartir  los sueños de algún viejo marinero como yo.

 

Marinero entregado, sirve para pocas batallas que no respondan a la herencia que se deja. En la herencia figura el barco en perfectas condiciones de ser recorrido de proa a popa.

Ese marinero al igual que yo debe dejar la más rica herencia de amor perpetuo y compartir los años, y en el último puerto, es el ancla que al final te fija a la vida…

 

Y su barco debe ser admirado por todos, siempre con la sirena de llegada y brazos aplaudiendo.

 

La bitácora debe ser el tesoro hallado en la isla remota. Ese lugar testigo de buenas y malas pero que al final se guardan las buenas solamente para contarlas a la herencia; para revivirlas con una sonrisa…

 

Pobre marinero si nadie lo espera.

 

Pobre bitácora que ya nadie escribe…

 

Pobre brújula que enloquecida nadie atiende.

 

La puerta de la bitácora se ha cerrado en el momento en que el marinero ya no tiene más colores para escribir en el cuaderno, se siente viejo y vencido, y un día tira el lápiz para cambiarlo por una copa de vino.

 

Los bares y las mujeres que se sientan en sus piernas, ansiosas por quitarles pronto lo ganado, es la estampa de todos los puertos…

Amparo Estévez Saviza

 

AMPARO.ES

 

Publicado en Música

” ERA A MI MANERA”

 

 

 

REFLEXIONES

Sí, fue a mi manera dice la canción…

Claro que no todos pueden decir que lo hicieron a su manera.

A veces su manera es egoísta.

Su manera choca y golpea.

Es verdad, todos los seres humanos tienen el derecho de hacer todo a su manera, pero…

¿Cuál es su manera?

Pensar solo en sí mismos?

Qué nada traiga arrepentimientos?

Qué se reconozca que se ha hecho todo a la propia manera sin ver que interactuamos y no siempre cuadra nuestra manera?

Qué alguien alguna vez cedió para que podamos hacer “nuestra manera” por amor, falta de carácter y más?

A veces cuesta pensar en uno mismo sin relacionarnos con el entorno.

También muchas veces lo equivocado es “la manera” de alguien. Así lo vemos nosotros…

Hacer balance y pensar qué hemos hecho a través de la vida es sincerarse y mirarnos en el espejo propio, con una imagen real y tratar de ubicar al lado de la figura que nos devuelve ese espejo, las sombras de aquellos que estuvieron a nuestro lado. Que de alguna manera tuvieron que ver en cómo lo hicimos…

Qué papel fundamental tuvieron en nuestros éxitos y fracasos?

Dice la canción, “si no es a sí mismo, no tiene nada…

Llorar, reír, sufrir es parte de la vida.

Entender que se ha hecho todo a la propia manera, es ver las lágrimas como consuelo y seguir adelante. Las pérdidas como parte del bagaje de sueños imposibles. Y también  el haber cedido alguna vez para aprender, para honrar una historia como parte de la vida que sigue su sendero cuidando el amor a los demás.  Y el orgullo sin dobleces entregado como una donación al que se valora como a un igual. Y la tristeza como una afirmación de la propia revolución interior que se produce a partir de no establecer relaciones equilibradas con los sentimientos.

Hacer a mi manera, creo, nada tiene que ver con “hice lo que quise” porque esta segunda aseveración parece como pisando fuerte sin comprender que “a mi manera” lleva implícito todo un mundo de historias propias y compartidas que modifican la realidad y a veces despertamos con admiración a una verdad maravillosa, que no concuerda con otras, pero nos da felicidad y la aceptamos. A veces esa realidad bella que nos llega no vino de nosotros pero modificó “la manera” y sería iluso y hasta pusilánime si nos creemos que en muchos aspectos no dependemos de los demás…

La realidad es que en la vida nos vamos acomodando de acuerdo a parámetros que lleva la impronta y la verdad es que a ésta la vamos sembrando continuamente.

A estas alturas creo que decir ( “a mi manera” lo resolví todo) es como “el náufrago” que hablaba con la cabeza de trapo.

Aún el Náufrago que podía hacer todo a su manera se quedó dormido y solo…

Los imponderables hacen que la propia manera ya tenga un patrón como eje de conducirse en la vida, y lo que va sucediendo impone resolver cuestiones aún lejos de hacer lo que pensamos siempre. A veces no se da…

A mi manera quiero quererte, abrazarte, fundirme en tu alma si tú me aceptas con mis defectos y virtudes…Pero aceptar no significa una inmolación, aceptar es ver al otro como alguien posible de tratar, como alguien que aumentará las posibilidades de  perfección que mi ser necesita y ser suficientemente generoso para no invadir, no agredir, no subestimar, no imponer.

Encontrarse en las coincidencias es admirable y no tratar de imponer criterios a la hora de las discrepancias es inteligente. Consensuar y hablar es fundamental.

Lo que sí creo que podemos decir hice todo “a mi manera” al final de la vida, si nos sentimos seguros y con un saldo positivo de todo aquello que concretamos.  A pesar de los  errores,  pero conscientes de haber obrado con un alto criterio propio, posible de ser modificado y que aquello que hicimos por amor, nunca conduzca al arrepentimiento.

A mi manera me siento en paz. He ahí, creo yo, que plantearnos la vida SINCERAMENTE, es un acto de respeto que nos debemos como personas de bien.

Amparo Estevez Saviza

Derechos reservados de Autor/2017

LETRA DE LA CANCIÓN

A MI MANERA
por Frank Sinatra

Y ahora, el final está cerca,
Y entonces enfrento el telón final.
Mi amigo, lo diré sin rodeos,
Hablaré de mi caso, del cual estoy seguro.
He vivido una vida plena,
He viajado por todos y cada uno de los caminos.
Y más, mucho más que esto,
Lo hice a mi manera.

Arrepentimientos, he tenido unos pocos
Pero igualmente,
Muy pocos como para mencionarlos.
Hice lo que debía hacer
Y lo hice sin exenciones.
Planée cada programa de acción,
Cada paso cuidadoso a lo largo del camino.
Y más, mucho más que esto,
Lo hice a mi manera.

Sí, hubo oportunidades,
Estoy seguro que lo sabían,
Cuando mordí
Más de lo que podía masticar.
Pero al final,
Cuando hubo duda,
Me lo tragué todo y luego lo dije sin miedo.
Lo enfrenté todo y estuve orgulloso,
Y lo hice a mi manera.

He amado, he reído y llorado.
Tuve malas experiencias, me tocó perder.
Y ahora, que las lágrimas ceden,
Encuentro tan divertido
Pensar que hice todo eso.
Y permítanme decir, sin timidez,
‘Oh, no, oh, no, a mí no, yo sí lo hice a mi manera’.

Pues que es un hombre,
¿Qué es lo que ha conseguido?
Si no es a sí mismo, entonces no tiene nada.
Decir las cosas que realmente siente
Y no las palabras de alguien que se arrodilla.
Mi historia muestra que asumí los golpes
Y lo hice a mi manera.

AMPARO.ES

 

 

 

Publicado en Música